Almendras: beneficios y contraindicaciones

Almendras: beneficios y contraindicaciones

Las almendras forman parte de los ricos frutos secos que, además de tener un sabor delicioso, pueden ser buenos para tu salud. Este fruto seco puede ser el aliado perfecto para que estés completamente saludable y aquí te contamos más sobre sus beneficios.

Beneficios de las almendras

1. Increíble aporte nutricional

Consumir almendras representa un increíble aporte nutricional para el cuerpo humano, ya que se encuentran colmadas de poderosos nutrientes. Estos podrán ayudarte a mantenerte sano y combatir diferentes problemas de salud como la malnutrición.

Estos frutos secos contienen una buena cantidad de fibra, proteínas y algunas grasas monoinsaturadas que serán buenas para tu organismo. Además, contiene minerales como el magnesio, cobre, fosforo y el manganeso, cubriendo una buena parte de su valor diario recomendado. También contiene zinc, hierro y calcio.

Por otro lado, las almendras contienen decentes cantidades de vitamina B2 que permitirá el buen funcionamiento del organismo; mientras que se encuentra colmado de vitamina E, siendo reconocida esta como un poderoso antioxidante y aliado del bienestar humano.

Asimismo, las almendras contienen numerosos antioxidantes que protegerán a todo tu cuerpo de una manera natural; entre estos antioxidantes, se encuentran abundantes cantidades de ácido fítico.

También contiene un elevado contenido de calorías, así como algunos carbohidratos de fácil digestión.

Sin embargo, todo este componente nutricional es encontrado en las almendras naturales, ya que las comercializadas pueden perder sus cualidades.

2. Ricas en antioxidantes naturales

Las almendras se encuentran colmadas de antioxidantes naturales y esto es una gran ventaja; ya que garantiza la protección de tu organismo en cuanto a su estructura y su función.

Uno de sus componentes más abundantes es la vitamina E, considerada como uno de los mejores antioxidantes naturales; uno de los principales beneficios de las almendras gracias a su contenido en antioxidantes es que protege a las células ante los radicales libres y evita el desarrollo de distintos padecimientos degenerativos.

Esta cualidad antioxidante de las almendras contribuye a combatir el estrés oxidativo, así como reduce sus nocivas consecuencias: inflamaciones crónicas, daños celulares, cáncer, envejecimiento y otros.

Así, las almendras se convierten en excelentes aliados para garantizar el resguardo y la protección del organismo; mientras que todo tu cuerpo se impregna de los nutrientes y beneficios de este fruto seco.

Beneficios de las almendras

3. Puede ayudarte a regular tu índice glucémico

Las almendras poseen una concentración bastante baja de carbohidratos, por lo que no suele producir un pico glucémico posprandial.

Debido a que también posee un buen contenido de fibra, proteínas y algunas grasas buenas; se convierten en excelentes alimentos para regular el índice glucémico. De hecho, son consideradas como excelentes aliados para aquellos pacientes diabéticos.

Otro factor que favorece este efecto regulador, es que las almendras se encuentran ricas en magnesio; siendo este mineral primordial para los procesos metabólicos que controlan la cantidad de azúcar en sangre.

Esto puede ser un elemento clave de este fruto seco ya que muchas personas con diabetes sufren deficiencias de magnesio. Por lo que, el simple hecho de comer más almendras puede corregirlo notablemente y regular el índice glucémico.

Por otro lado, se ha hallado que aquellas personas que consumen más almendras poseen una mayor sensibilidad a la insulina; de tal forma que es combatida la resistencia a la insulina que suele desarrollar el cuerpo y provocar diabetes tipo 2.  

En efecto, si el cuerpo aprovecha mejor la insulina, las cantidades de azúcar en sangre disminuyen significativamente y así; se previenen importantes problemas de salud como la diabetes tipo 2 o el síndrome metabólico.

4. Regula tu presión arterial

El magnesio es realmente importante para el organismo y, por suerte, puedes encontrar muy buenas cantidades en las almendras.

Consumir almendras representa un excelente aporte de magnesio que podrá regular tu presión arterial; ya que este mineral cuenta con la ventaja de reducir la presión de la sangre y aquellos factores que puedan elevarla.

Según estudios, una dieta deficiente de magnesio puede elevar la presión arterial de manera crónica; lo que facilita el padecimiento de ataques cardiacos, hipertensión, apoplejías y evento cerebrovasculares.

Sin embargo, puede corregirse con las almendras ya que satisface en gran proporción las cantidades diarias recomendadas de magnesio.

Beneficios de las almendras

5. Puede reducir tus niveles de colesterol en sangre

Mantener los niveles de colesterol en sangre es muy necesario, ya que su exceso puede suscitar enfermedades cardiacas. Para esto, las almendras son excelentes aliados, ya que se ha determinado que uno de los beneficios de las almendras es que logran reducir los niveles de colesterol LDL.

 Esto representa una gran ventaja para el organismo; ya que el colesterol LDL es una lipoproteína de baja densidad que se aglomera en los vasos vasculares y los obstaculiza. Además, también puede adherirse a las paredes del hígado y causar hígado graso.

Ambos efectos pueden suscitar graves problemas de salud como arterosclerosis o hígado graso no alcohólico. Por suerte, las almendras parecen ser muy efectivas para reducir este colesterol LDL, mejorando la salud de las personas.

Además, se ha descubierto que estos frutos secos pueden incrementar la cantidad de colesterol HDL; el cual figura como el “colesterol bueno” y ayuda a que el exceso de colesterol LDL sea eliminado por completo del organismo.

Este es un excelente beneficio y representa una gran ayuda para prevenir la obesidad, problemas cardiacos o diabetes.

6. Evita la oxidación del colesterol

Gracias a su alto contenido en antioxidantes, otro de los beneficios de las almendras es que protegen al sistema cardiovascular ante diferentes enfermedades; especialmente cuando se trata de padecimientos suscitados por la oxidación del colesterol LDL.  

Cuando el colesterol LDL se oxida por los radicales libres del organismo, incrementa el riesgo de sufrir ataques y eventos cardiacos. Sin embargo, el consumo de almendras pueden prevenirlo gracias a los polifenoles que estas poseen.  

De hecho, según las investigaciones, la oxidación del colesterol disminuye hasta un 14%. Además, este efecto es múltiple y efectivo porque las almendras también se encargan de reducir los niveles de colesterol LDL.

En consecuencia, es mucho menor el riesgo a sufrir enfermedades cardiacas con el consumo frecuente de almendras.

7. Te ayudará a bajar de peso

Las almendras pueden ser esos alimentos perfectos para ayudarte a bajar de peso de una manera saludable. Esta ventaja se le atribuye a su importante contenido proteico y de fibra, ya que generan una sensación de saciedad con premura.

Es decir, te sentirás satisfecho comiendo una menor cantidad de calorías; así como notarás que tu apetito en las próximas horas reducirá por si solo. Esto es increíble porque te ayuda a disminuir la ingesta calórica sin morir de hambre en el intento.

Asimismo, esto evitará que aparezcan esos antojos entre comida que suelen afectar tu peso y tu dieta. A pesar de su gran contenido calórico, al menos un 15% no es asimilado por el intestino, por lo que no resulta un problema.

Por otro lado, otro de los beneficios de las almendras es que su consumo activa el metabolismo, de manera que la quema calórica sea mayor. Además, combate factores como el colesterol o la azúcar en exceso, que pueden desencadenar obesidad.

8. Reduce la inflamación

Los antioxidantes polifenólicos de las almendras también poseen un efecto antinflamatorio maravilloso, el cual combate las inflamaciones crónicas.

Estas sustancias permiten reducir las cantidades de componentes proinflamatorios encontrados en la sangre y con ello; se produce una sensación de alivio y es atenuada la hinchazón sistémica.

Al combatir la inflamación crónica, se previenen múltiples enfermedades o daños a los tejidos de todo el cuerpo. Asimismo, representa una alternativa antiinflamatoria natural muy eficaz para aquellas personas con problemas renales o diabetes.

Beneficios de las almendras

9. Mejora tu salud intestinal

Otro de los beneficios de las almendras es que son esenciales para tener una buena salud intestinal gracias a su alto contenido de fibra.

Cuando ingieres este fruto seco, tu microbioma intestinal favorece la fermentación de esta fibra y así; se convierte en una fuente alimentaria para las bacterias saludables encontradas en tu tracto intestinal. De hecho, a este tipo de fuentes se les conoce como prebióticos.

Una vez que tu flora intestinal es nutrida, se fortalece y mejora notablemente la digestión: los espasmos intestinales son combatidos, tu transito intestinal mejora y la excreción es facilitada.

Además, los antioxidantes y antiinflamatorios de las almendras permiten reducir las inflamaciones crónicas que suelen afectar tu tracto gastrointestinal; así como alivia los síntomas provocados por enfermedades inflamatorias.

Asimismo, tu tejido digestivo es protegido por los antioxidantes y se previene el desarrollo de enfermedades graves como el cáncer.

10. Fuente de energía                 

A pesar de que el contenido de carbohidratos de las almendras no es el más elevado, su aporte energético es muy bueno. De hecho, estos frutos secos son una excelente fuente de energía y son realmente saludables.

Otro punto a su favor, es que las almendras poseen hierro, el cual es un mineral esencial para la oxigenación del organismo. Mientras mayor sea la oxigenación de tejidos musculares, nerviosos y otros, será mayor el rendimiento y la energía de estos.

En efecto, uno de los beneficios de la almendra es que ayuda a tener una buena oxigenación del cuerpo será muy útil para combatir la fatiga además de llenarte de la energía necesaria.  

11. Promueve tu salud dental y ósea

El contenido de magnesio y fosforo de las almendras, representa una ventaja enorme para la salud de tus dientes y tus huesos; ya que el magnesio es un mineral que incrementa la absorción de calcio por parte de ambos tejidos.

Asimismo, el fosforo es esencial para promover la fortaleza de los huesos y de los dientes; mientras que regula los niveles de calcio en el organismo. Esto es vital, ya que el calcio incrementa la densidad ósea y fortalece el esmalte protector de la dentadura.

Por otro lado, las almendras también poseen de manera intrínseca una buena cantidad de calcio dietético que será bastante efectivo.

De esta manera, un mayor consumo de almendras posibilitará que tus niveles de calcio sean los adecuados para mantenerte sano. Además, podrá prevenir enfermedades degenerativas de los huesos como la osteoporosis.

12. Incrementa el rendimiento cerebral

Las almendras están llenas de nutrientes y esto permite incrementar tu rendimiento cerebral de una manera increíble; ya que le proporciona algunos minerales esenciales, vitaminas y antioxidantes que protegerán al tejido nervioso.

Debido a su gran cantidad de hierro, otro de los beneficios de las almendras es que favorece a tener un mayor rendimiento cerebral que ayudará a mejorar las funciones cognitivas de nuestro cerebro gracias a que el hierro estimula una buena oxigenación del organismo.

También contienen fósforo y algunos ácidos grasos insaturados que son vitales para mantener saludable el tejido nervioso. En consecuencia, tus funciones cognitivas son mejoradas, mientras que el rendimiento intelectual se eleva.  

Los antioxidantes también protegerán todo tu sistema nervioso, de manera que se puedan prevenir diferentes enfermedades degenerativas; ya que combate el estrés oxidativo que suele desencadenar problemas como el Alzheimer o el Parkinson.

13. Eleva tus defensas

El sistema inmunitario es esencial para mantenerte sano y las almendras puede elevar tus defensas eficazmente.

En principio, este efecto se le atribuye a la vitamina E; la cual estimula la producción de anticuerpos que defenderán tu cuerpo ante agentes patógenos externos.

Por otro lado, las almendras también son ricas en el mineral zinc, el cual coadyuva la función inmunitaria; asimismo, este mineral es primordial para la síntesis de nuevas células inmunitarias que defenderán al organismo.

Otro de los grandes beneficios de las almendras es que nos ayudará a combatir los radicales libres gracias a su alto contenido en antioxidantes que también apoyan la función inmune.

14. Excelente fuente de calcio natural

El hecho de que las almendras sean tan ricas en calcio, las convierte en una excelente fuente de calcio natural.

Esto no solo es positivo porque te brinda buenas cantidades de calcio que es necesario para procesos óseos o musculares; sino que, además, representa una alternativa natural para aquellas personas que requieren de calcio y presentan intolerancia a la lactosa.

Ya que las almendras no contienen lactosa y son muy ricas en calcio, pueden ser consumidos como un sustituto de los lácteos; de manera que estas personas puedan recibir calcio, fosforo y magnesio sin causar ningún síntoma adverso.

Es realmente beneficioso, ya que es una opción natural, nutricional y bastante versátil para incorporarla en la dieta diaria.

15. Para mujeres embarazadas

Gracias al importante aporte nutricional de las almendras, es un excelente alimento para las mujeres embarazadas. Esto le confiere tanto a las madres como al feto, minerales esenciales, vitaminas y otros nutrientes primordiales para la salud.

En especial, el aporte de magnesio y de calcio las convierte en un aliado de las mujeres durante el embarazo. Además, también serán útiles para la lactancia, ya que contiene galactógena, una sustancia que estimula la producción de leche materna.

Si el consumo de las almendras es acompañado de las vitaminas y los suplementos necesarios durante el embarazo; tanto la madre como el feto se encontrarán completamente sanos.

Contraindicaciones de las almendras

Contraindicaciones de las almendras

1. Menor absorción de nutrientes

El ácido fítico es considerado como un excepcional antioxidante, sin embargo, una de las contraindicaciones de las almendras si se consumo en exceso es que puede generar malabsorción de nutrientes.

En consecuencia, este ácido puede limitar la cantidad de calcio, zinc y hierro que absorbe tu intestino; de tal manera que afecte la absorción de los mismos minerales de las almendras y los minerales dietéticos.  

Si consumes en exceso las almendras, será muy probable que desarrolles un cuadro de desnutrición o presentes problemas como la anemia; ya que tus cantidades sistémicas de minerales como el hierro, se ven significativamente reducidas.

2. Sobredosis de vitamina E

Si bien la abundancia de vitamina E de las almendras es una excelente ventaja; si estos frutos son consumidos en exceso pueden suscitar una sobredosis de vitamina E.

A pesar de que la vitamina E sea muy buena para la salud, en exceso puede causar diarrea, mareos cólicos y erupciones cutáneas. También puede provocar visión borrosa y vértigo.

Por lo que una de las contraindicaciones de las almendras si las ingerimos en exceso es que podría generar diarrea o fuertes mareos.

3. Valor calórico

Es primordial que consumas con limitación las almendras, ya que su exceso puede ser contraproducentes en personas con obesidad.

Esto se debe a que estos frutos secos poseen un importante valor calórico, el cual en exceso puede afectar tu peso; incrementando la ingesta calórica y elevando el riesgo a que sufras problemas de sobrepeso.

Es necesario limitar su consumo, ya que, dicho el aumento de peso y de calorías, puede afectar a pacientes diabéticos o cardiacos.

Otra de las contraindicaciones de las almendras es que un alto consumo podría hacer que subamos de peso.

4. Cuidado con las dietas ricas en fibra

La fibra tiene muy buenos beneficios, sin embargo, si consumes demasiadas almendras en conjunto con una dieta rica en fibra; es muy probable que consumas un exceso de fibra que podrá afectar tu funcionamiento intestinal.

Cuando exageras con el consumo de fibra dietética, puedes presentar diarrea, espasmos intestinales, dolor abdominal y otros síntomas similares.