Beneficios de las cerezas

Cerezas: beneficios y contraindicaciones

Las cerezas son frutas rojas de gran sabor, las cuales provienen del árbol cerezo y poseen gran sabor. Estas frutas suelen ser ampliamente elegidas por su dulce sabor, pero también poseen otras cualidades maravillosas para tu salud; a continuación, te las contamos.

Beneficios de las cerezas

1. Excelente aporte nutricional

Unas de las cualidades más importantes de cualquier fruto o alimento, es su aporte nutricional; ya que esto te asegura que su consumo te beneficiará y te permitirá obtener los nutrientes de la dieta.

Las cerezas son muy ricas en nutrientes y eso las convierte en un excelente fruto; ya que se componen de nutrientes esenciales como los minerales, vitaminas carbohidratos, proteína, e incluso, fibra. Este fruto posee alrededor de 97 calorías por cada taza de cerezas que consumes, por lo que su aporte calórico es bajo.

Esta fruta es especialmente rica en vitamina C; de tal forma que una taza de cerezas puede cubrir el 18% de la cantidad de consumo diario recomendado. También posee vitamina K y algunas vitaminas del grupo B como el folato, vitamina B1 y vitamina B6.  

Asimismo, contiene minerales esenciales como el manganeso, el cobre, magnesio, y el potasio, los cuales favorecen tu estado de salud.

En conjunto, todos estos nutrientes provocan que el consumo de cerezas se relacione con un estado de bienestar general; por lo que es una fruta muy importante para mantenerte nutrido y saludable mientras que disfrutas de su sabor.

2. Antioxidante natural

Las cerezas figuran con una fuente antioxidante natural y es debido a que posee diversos polifenoles y carotenoides que protegen al organismo; de manera que cuando consumes cerezas, estas sustancias combaten el estrés oxidativo y los radicales libres. Entre sus antioxidantes más abundantes, encontraras: catequinas, antocianinas, betacarotenos, vitamina C, ácido hidroxicinámico, alcohol periléico, etc.

Es realmente importante este efecto y es debido a que los radicales libres afectan a las células del cuerpo. De hecho, estos radicales suelen ser los responsables de producir inflamaciones y daños irreparables en los tejidos sistémicos.

Sin embargo, son neutralizados y eliminados cuando consumes los antioxidantes de las cerezas; de tal forma que se reduce el riesgo a que sufras enfermedades crónicas como la diabetes, afecciones cardíacas, Alzheimer, etc.

De hecho, según diversos estudios, uno de los beneficios de las cerezas es que su consumo reduce efectivamente los marcadores del estrés oxidativo y la inflamación; por lo que es un efecto que ha sido avalado por diversas bases científicas.

También se ha visto que otro de los beneficios de las cerezas es que pueden prevenir el envejecimiento prematuro, ya que previene que el estrés oxidativo actúe como desencadenante.

Esto no solo favorece a tu rostro o piel, sino que también promueve un organismo más jovial, integro y funcional.

3. Favorece la recuperación después del ejercicio

El consumo de cerezas puede ser un gran aliado para recuperar desde de hacer ejercicio o realizar cualquier actividad física; ya que sus antioxidantes y sus cualidades antinflamatorias apoyan al organismo en todo el proceso de recuperación.

Se ha observado otro de los beneficios de las cerezas es que su consumo puede aliviar el dolor que produce la actividad física intensa; así como previene tanto la inflamación como el daño de los tejidos musculares del cuerpo.

Este efecto ha sido especialmente eficaz con el consumo de cerezas ácidas; ya que promueven la recuperación muscular de atletas y personas que no entrenan con frecuencia. También se ha visto que puede mejorar el rendimiento a la hora de hacer ejercicio; por lo que consumir cerezas puede ser ideal cuando eres un atleta o deseas comenzar a entrenar.

Aún se necesitan más estudios, pero resulta ser prometedor e increíble los beneficios de las cerezas para recuperarse muscularmente. Además, este fruto podrá restituir algunos electrolitos o minerales esenciales que pierdas durante la actividad física.

4. Beneficia tu salud cardiaca

Las cerezas son excelentes frutas cuando se trata de la salud del sistema cardiovascular; ya que se encuentran llenas de nutrientes que estimulan el buen funcionamiento y la protección del corazón.

En principio, estas frutas son abundantes en el mineral potasio, lo cual hace que uno de los beneficios de las cerezas sea que favorece enormemente a tener un corazón saludable; ya que este mineral se encarga de regular el ritmo cardíaco y la presión arterial. De hecho, el potasio puede contrarrestar los efectos hipertensivos del sodio, por lo que su consumo previene la hipertensión arterial.  

Ambos efectos te aseguran un sistema cardiovascular más saludable y protegido; ya que previene el desarrollo de insuficiencias cardiacas, rupturas vasculares, eventos cerebrovasculares, etc.

Por otro lado, las cerezas contienen antocianinas y catequinas que figuran como poderosos antioxidantes que protegen tu corazón; ya que neutralizan los radicales libres y previene el desarrollo de enfermedades cardiacas.

Al combatir el estrés oxidativo, evita que el sistema cardiovascular se vea sometido a inflamaciones crónicas y daños celulares; de tal forma que evita que la estructura cardiovascular se vea afectada en cuanto a su función.

5. Alivia la artritis, la enfermedad de la gota y la osteoartritis

Las cerezas poseen cualidades antinflamatorias que resaltan y por ello, son frutos excelentes para tratar enfermedades proinflamatorias como: la artritis y la gota.

La artritis se caracteriza por ser una enfermedad donde las articulaciones se inflaman, se desgastan y producen mucho dolor; mientras que la gota es un tipo de artritis que se caracteriza por desarrollarse debido a una acumulación de ácido úrico. En ambas enfermedades los síntomas son los mismos: articulaciones hinchadas, dolor, dificultad para moverse, etc.

En diversas investigaciones se ha observado que entre los beneficios de las cerezas esta que pueden aliviar estos síntomas debido a sus antioxidantes; ya que estos componentes se encargan de combatir el estrés oxidativo y con ello, ayuda a reducir los biomarcadores proinflamatorios.

Es decir, las cerezas pueden suprimir marcados proinflamatorios encontrados en la sangre como la proteína C reactiva; de tal manera que combate la inflamación desde su origen y ayuda a reducir la hinchazón en articulaciones.

Asimismo, se ha visto que el consumo de cerezas también puede reducir los niveles de ácido úrico; por lo que evita que el organismo produzca y almacene cantidades exageradas de dicho ácido. De hecho, las cerezas pueden reducir hasta en un 35% los ataques o complicaciones por gota.

También se dice que estos frutos pueden coadyuvar al tratamiento farmacológico para la gota de una forma totalmente natural y efectiva; ya que los estudios demuestran que los ataques de gota se reducen hasta en un 75%.

Por otro lado, se ha evidenciado que las cerezas también son ideales para combatir la osteoartritis; de manera que reduce la rigidez y el dolor que desencadena este problema proinflamatorio.

6. Mejora tu sueño

Gracias a su contenido en melantonina, otro de los beneficios de las cerezas es que son capaces de mejorar tu ciclo de sueño. Este efecto es principalmente atribuido a la melatonina que contienen las cerezas; la cual es una hormona que regula y el ciclo de sueño y vigilia.  

El consumo de cerezas se ha relacionado con un crecimiento exponencial de los niveles de melatonina en el cuerpo; de manera que esta hormona promueve un control y una mejora en el ciclo de sueño.

Según investigaciones, una mayor cantidad de melatonina se vincula con una mejor calidad de sueño y una mayor duración. También se ha visto que su consumo antes de dormir puede prolongar el sueño hasta 84 minutos.

Aún se necesitan más estudios que avalen por completo este poderosos efecto de las cerezas; sin embargo, resulta ser increíble y puede ser la solución para aliviar trastornos del sueño como el insomnio.

Beneficios de las cerezas

7. Estimula una buena digestión

Por su buen contenido en fibra, otro de los beneficios de las cerezas es que mejora nuestro tracto gastrointestinal y ayuda a tener una mejor digestión.

La fibra favorece el transito intestinal y facilita todo el proceso digestivo; por lo que las heces adquieren una textura y tamaño adecuado. Esta fibra también alimenta a las bacterias saludables de tu intestino, fortaleciéndolas y promoviendo así tu sistema de defensa digestivo.

Además, las cerezas contienen muchos antioxidantes que protegerán tu organismo ante los radicales libres; de manera que previenen las inflamaciones crónicas en el tracto digestivo y daños tisulares importantes. Asimismo, se ha visto que el consumo de cerezas puede reducir el riesgo a sufrir cáncer colorrectal debido a su abundante fibra.

8. Controla tus niveles de azúcar

Algunas cerezas poseen un característico sabor dulce, sin embargo, son muy saludables y promueven el control de tus niveles de azúcar. Esto ocurre debido a que la fibra de las cerezas promueve una digestión más lenta; de manera que la absorción intestinal es ralentizada y con ello, la asimilación de glucosa.

Mientras más lento se asimile la glucosa en el intestino, menor será el cambio en el índice glucémico; ya que previene la aparición de esos picos posprandiales que elevan tu índice glucémico hasta las nubes.

Debido a esto, los niveles de insulina también reducirán; ya que se ha evidenciado que un menor índice glucémico ayuda a incrementar la sensibilidad a la insulina. De esta manera, las células podrán aprovechar la glucosa de la sangre con total facilidad.

Sin duda, el consumo de cerezas es una gran ayuda para mantener un índice glucémico saludable. Además, su abundancia en antioxidantes previene que los pacientes diabéticos desarrollen enfermedades que compliquen su cuadro clínico, tales como: afecciones cardiacas, obesidad, etc.

9. Fortalece tu sistema inmune

Las cerezas son muy ricas en antocianinas, la cual destaca por ser un antioxidante con excelentes cualidades antimicrobianas; de manera que el consumo de este fruto coadyuva la función protectora del sistema inmune.  

Es decir, las antocianinas que consumes pueden ayudar a eliminar las bacterias perjudiciales que se encuentran en tu organismo; de manera que previene el desarrollo de enfermedades infecciosas o bacterianas.

 Mientras estos antioxidantes naturales combaten las bacterias, el sistema inmunológico se ve apoyado y fortalecido; ya que puede eliminar con mayor eficacia y rapidez los agentes patógenos que ingresan al organismo.

Por otro lado, las cerezas también poseen abundante vitamina C que favorece la síntesis de nuevos anticuerpos o células inmunes; de tal forma que el organismo se encuentra mucho más protegido ante amenazas externas.

La fibra de las cerezas también fortalece el microbioma intestinal que figura como el sistema de defensa del tracto gastrointestinal; por lo que este fruto te asegura una protección bastante completa.

10. Puede mejorar la visión y combate el glaucoma

Se ha observado que las antocianinas de las cerezas pueden ayudar a aliviar problemas de la vista como el glaucoma; debido a que estos antioxidantes protegen el tejido ocular y favorecen el buen funcionamiento del mismo.

El glaucoma se caracteriza por una presión elevada del liquido que se encuentra dentro del ojo; de manera que, si este problema avanza, puede causar ceguera total.

Sin embargo, algunas investigaciones han apuntado que el tratamiento con antocianinas provenientes de las cerezas; puede llegar a reducir dicha presión y disminuir las probabilidades de perder la vista por completo.

También se ha visto que otro de los beneficios de las cerezas es que puede mejorar la visión en gran magnitud; esto ocurre debido a que las cerezas poseen betacarotenos que se convierten en vitamina A al ser ingerido.

De esta manera, tu tejido ocular se ve ampliamente beneficiado por la vitamina A; la cual es antioxidante y es muy reconocida por ser esencial para mantener un excelente sentido de la visión. Esta previene la ceguera nocturna y favorece la síntesis de los pigmentos necesarios para la retina.

Beneficios de las cerezas

11. Combate el declive cognitivo

El declive cognitivo es muy común conforme las personas van envejeciendo, ya que el cuerpo pierde sus nutrientes y se deteriora. Sin embargo, es posible combatir y prevenir este declive con una buena alimentación y estilo de vida.

Entre los alimentos recomendados para prevenir el declive cognitivo, se encuentran las cerezas; ya que esta fruta se encuentra rica en polifenoles que previenen el daño producido por los radicales libres. Además, también contiene melanina y otros polifenoles que estimulan las funciones cognitivas del cerebro.

Según una investigación, el frecuente consumo de cerezas acidas desencadena una serie de beneficios, tales como: aumenta la memoria, reduce el tiempo de movimiento, mejora la atención visual y redujo errores relacionados con la memoria espacial.

En consecuencia, la mejora de la función cognitiva es inminente, por lo que es ideal su consumo en personas mayores. De igual manera, se observó que el bienestar general que produce el consumo de cerezas también beneficia a tu cerebro; ya que previene otros factores de riesgo como la deficiente irrigación sanguínea hacia el cerebro o una presión arterial alta.

12. Controla el colesterol en sangre

Por si riqueza en fibra, otro de los beneficios de las cerezas es que resultan ideales para controlar el colesterol en sangre; ya que la fibra promueve la segregación de ácidos biliares. Estos ácidos fluyen por el tracto gastrointestinal y arrastran todo el colesterol que se encuentra en exceso; de manera que promueve la excreción del mismo y con ello, regula los niveles de colesterol total.

Mantener los niveles de colesterol dentro de los parámetros fisiológicos es vital para prevenir obstrucciones vasculares; ya que estas suelen desencadenar eventos cerebrovasculares, insuficiencias cardiacas, enfermedades coronarias.

Además, el control del colesterol previene que se encuentre colesterol LDL en exceso, previniendo su oxidación. Este efecto es coadyuvado por los antioxidantes de las cerezas que evitan que los radicales libres oxiden el colesterol LDL; ya que esto suele ser un desencadenante de afecciones cardiacas graves.

El control del colesterol no solo es beneficioso para tu corazón, sino que favorece en gran medida a tu hígado; ya que el colesterol suele acumularse en el revestimiento hepático, causando hígado graso no alcohólico.

13. Mantiene un peso saludable

Las cerezas son ideales si quieres mantener un peso saludable, ya que su fibra promueve una sensación de plenitud; por lo que consumes menos calorías y te sientas satisfecho por mayor tiempo.

Esto ocurre debido a que la fibra ralentiza el proceso de digestión, de manera que te llenas más rápido; pero la comida se procesa con mayor lentitud y te sientes más lleno durante un largo periodo de tiempo.

Otro de los beneficios de las cerezas es que también te ayuda a mantener los niveles de colesterol y azúcar en sangre completamente controlados; por lo que reduce la incidencia de unos de los desencadenantes más importantes de la obesidad.

Además, son frutas increíbles para mantenerte saludable mientras que disfrutas de su sabor: son bajas en grasas y calorías, no poseen un aporte de sodio significativo y te aportan nutrientes esenciales.

14. Promueve la belleza de tu piel y cabello

Las cerezas, sin duda, son excelentes para promover tu belleza en piel y cabello; ya que se encuentran colmada de nutrientes que ayudan a fortalecerlos y mantenerlos llenos de vigor.

Los antioxidantes de las cerezas previenen el daño oxidativo sobre tu tejido cutáneo y tu fibra capilar; por lo que evita su envejecimiento, la perdida de brillo, flexibilidad e integridad. También promueve un efecto antinflamatorio que estimula un tejido cutáneo sano, uniforme y libre de cualquier hinchazón.

Ya que las cerezas promueven la salud cardiovascular, también estimulan la microcirculación del organismo; de manera que favorece la irrigación sanguínea y el nutrimiento de los folículos capilares y el tejido cutáneo.

Una mejor irrigación sanguínea se traduce en un cabello nutrido, hidratado, fuerte y con una mayor tasa de crecimiento; mientras que en la piel se produce mayor luminosidad, vigor, hidratación y volumen.

Además, las cerezas contienen abundante vitamina C, por lo que la síntesis de colágeno incrementa considerablemente; esto produce que la fibra capilar adquiera flexibilidad, robustez y volumen. Asimismo, estimula el volumen de la piel, combate los signos del envejecimiento y promueve la flexibilidad del tejido cutáneo.

15. Combate la retención de líquidos

Las cerezas son ricas en potasio y agua, siendo esta una combinación potente e ideal para combatir la retención de líquidos; ya que su consume desencadena un efecto diurético que promueve la excreción de líquido.

Esto también favorece excretar el exceso de sodio que se encuentra en el organismo; ya que este suele ser el principal desencadenante de la retención de líquidos. Una vez que los parámetros de sodio son regulados, el sistema renal se encarga de excretar el liquido excedente.

Así, disminuye la hinchazón que produce la retención de líquido, por lo que también te ayudará a bajar de peso. Además, el efecto diurético de las cerezas las convierte en frutos que combaten otros problemas de salud graves, como: hiperuricemia, hipertensión, gota y litiasis renal.

Contraindicaciones de las cerezas

Contraindicaciones de las cerezas

1. Contraindicado en pacientes renales

Las cerezas son muy ricas en potasio y esto puede ser una contraindicación enorme para los pacientes renales; ya que la insuficiencia renal afecta el proceso de filtración y purificación de la sangre.

De esta manera, una de las contraindicaciones de las cerezas si su consumo es excesivo es que podemos ingerir altos niveles potasio que se se traduce en un mayor esfuerzo del riñón por tratar de eliminarlo; por lo que puede agravar su cuadro clínico. Asimismo, puede producir un exceso de potasio en sangre o hiperpotasemia, ya que los riñones no son capaces de excretar el exceso.

Lo mejor es evitar su consumo en pacientes renales y buscar alternativas naturales que no pongan en peligro su salud.

2. Puede provocar cálculos renales

Las cerezas suelen tener un alto contenido de ácido oxálico y esto hace que una de las contraindicaciones de las cerezas es que aumenta el riesgo de que sufras de cálculos renales; ya que dicho ácido se une al calcio del organismo y produce cálculos de oxalato cálcico.

La formación de cálculos afecta notablemente al sistema renal y puede llegar a producir mucho dolor; por lo que se recomienda no exagerar con las cerezas y evitar su consumo en conjunto con fuentes del calcio.

Si has sufrido o sufres de cálculos renales, lo mejor es evitarlo por completo para evitar cualquier efecto contrario.

3. Trastornos gastrointestinales

La fibra de las cerezas puede ser increíble para mantener un sistema gastrointestinal saludable; sin embargo, otra de las contraindicaciones de las cerezas si su consumo es excesivo es que puede generar un potente efecto laxante que puede desencadenar trastornos gastrointestinales como la diarrea.

Por ello, es imprescindible consumir las cerezas con mesura y evitarlas si sufres de constantes diarreas o trastornos gastrointestinales como la diverticulitis.