que ver en Cangas de Onís

Guía para saber qué hacer y qué ver en Cangas de Onís

Primera capital del Reino de Asturias hasta el año 774, Cangas de Onís es un destino obligado para quienes recorren esta región del norte de España y es por eso que hemos decidido hacer este artículo con una lista de cosas que ver en Cangas de Onís. Está ubicado entre las cumbres del macizo montañoso llamado Picos de Europa, en una zona de bosques que regala un entramado de pequeños pueblos, un auténtico paraíso para los amantes del senderismo y el turismo rural. Los principales atractivos de Cangas de Onís son el Puente Romano, la Basílica de Santa María la Real de Covadonga, la Estatua de Don Pelayo, la Cueva de Covadonga, la Ermita de Santa Cruz y más de 2.000 hectáreas para aventurarse en el Parque Nacional Picos de Europa.

Puente Romano

El Puente Romano o «Puentón» es uno de los íconos de Asturias y es uno de los sitios que debe estar en tu lista de cosas que ver en Cangas de Onís. Aunque se lo conoce como Puente Romano, lo cierto es que su origen no se remonta al gran imperio -aunque se dice que fue levantado sobre ruinas romanas- sino a la Edad Media; más precisamente a los tiempos del rey Alfonso XI de Castilla, quien mandó a construir este gran arco sobre el río Sella a principios del siglo XIV. En el centro de este puente, que separa los concejos de Parras y de Cangas, cuelga un escudo que representa la victoria en la Batalla de Covadonga (en el año 718) contra el avance musulmán.

Basílica de Santa María la Real de Covadonga

En el Cerro del Cueto, en una ubicación privilegiada entre los verdes picos, se encuentra la Basílica de Santa María la Real de Covadonga, otro monumento que debería estar en tu itinerario de que ver en Cangas de Onís. La imagen de este edificio, estampado en la montaña, es impactante. La Basílica fue construida a partir de 1887 por el arquitecto Federico Aparici y demoró 26 años en estar terminada. Desde el mirador de los Canónigos se puede contemplar toda la paz que transmite el hermoso paisaje. A los pies de la Basílica está emplazado el Parque del Príncipe, un edén frondoso a la vera del río Covadonga.

Santa Cueva de Covadonga

Muy cerca de allí se encuentra una pequeña gruta en el Monte Auseva, llamada la Santa Cueva, uno de los principales atractivos que ver en Cangas de Onís. Para llegar hasta la gruta se deben subir 101 escalones y una vieja canción cuenta que quienes beban de la cascada del río Deva, que brota bajo la Santa Cueva, se casarán al año siguiente. En la cueva se encuentra una imagen de la Virgen del siglo XVIII y la leyenda sostiene que en este preciso lugar Don Pelayo derrotó a los musulmanes en una batalla épica.

Estatua de Don Pelayo

Pelayo o Pelagio fue el primer rey de Asturias y gobernó durante casi dos décadas. Falleció en Cangas de Onís en el año 737 y tanto sus restos como los de su esposa, la Reina Gaudiosa (y los de Ermesinda, hermana del rey), descansan en la Santa Cueva de Covadonga. También llamado Don Pelayo, fue un notable guerrero y estratega, gran responsable de doblegar a los musulmanes en la región de Asturias. Para honrar al monarca se realizó una estatua de bronce, obra del escultor Eduardo Zaragoza, que data de 1964. Está ubicada en la explanada de la Basílica de Santa María Real de Covadonga, en un fascinante entorno de montañas boscosas.

Iglesia de la Asunción e Iglesia de la Santa Cruz

En la Plaza del Ayuntamiento se encuentra otra de las cosas que ver en Cangas de Onís y es la Iglesia de la Asunción (o Iglesia Parroquial de Santa María), un templo medieval que llama la atención por sus seis campanas distribuidas en tres pisos, a lo largo de 33 metros de altura. En Cangas de Onís también destaca otro recinto antiquísimo, la Iglesia de la Santa Cruz, construida en el año 437 sobre un dolmen funerario que, según los historiadores, data del año 3.000 antes de Cristo.

Casco histórico

El casco histórico de Cangas tiene un encanto muy particular. Además de abarcar edificios históricos como la Iglesia de la Asunción, pegada al Palacio Pinxu (una antigua construcción del siglo XVII), el centro es ideal para caminar y detenerse a comprar algún souvenir en el rastro que se instala todos los domingos. En este pintoresco mercado se vende desde ropa hasta quesos y embutidos de la zona. Para tomar un respiro, vale sentarse en una de las sidrerías y, obviamente, pedir una botella de sidra con un plato de fabada asturiana.

El Parque Nacional Picos de Europa

Sólo el concejo de Cangas de Onís ocupa 2.000 hectáreas del Parque Nacional Picos de Europa. Es un territorio montañoso y boscoso que sorprende a cada paso, con los tres hermosos lagos de altura de Covadonga, por encima de los 1.000 metros y que es una de las cosas obligadas que ver en Cangas de Onís. Estos son el Lago Enol, el Ercona y el Bricial, por donde discurren distintas rutas de senderismo que recorren los paisajes más exhuberantes de Asturias. Finalmente, uno de los mejores programas para hacer al aire libre es el descenso del río Sella en canoa, un tramo de 19 kilómetros que lleva hasta la desembocadura del río Ribadesella.

Resumen de cosas que ver en Cangas de Onís

  • Puente Romano
  • Basílica de Santa María Real de Covadonga
  • Santa Cueva de Covadonga
  • Iglesia de la Asunción
  • Iglesia de la Santa Cruz
  • Casco histórico
  • Parque Natural Picos de Europa
  • Descenso por el río Sella