Beneficios de los higos

Higos: beneficios y contraindicaciones

Los higos son un tipo de infrutescencia que se compone de diversos frutos pequeños en forma de semillas. Su sabor es característico, ya que cuenta con un dulce sabor y una textura bastante agradable para su consumo diario. Además, de ello, los higos también poseen numerosos beneficios para la salud humana.

Beneficios de los higos

1. Excelente aporte nutricional

El higo cuenta con una serie de componentes que proporcionan un excelente aporte nutricional al organismo; ya que se encuentra lleno de minerales y vitaminas esenciales, mientras que el número de calorías y azúcar es bastante bajo.

Solo 40 gramos de higos brindan 30 gramos de calorías, mientras que aporta al menos 8 gramos de carbohidratos. Además, su contenido en grasas es de 0 gramos y el contenido de azúcar es de 6 a 7 gramos; por lo que no le brinda al organismo un contenido elevado de sustancias que puedan ser perjudiciales.

También contiene fibra y una serie de minerales esenciales como el cobre, potasio, magnesio, fosforo, hierro y calcio. Posee vitaminas como la vitamina K, vitamina C y vitamina A; además de diferentes vitaminas del grupo B como la tiamina, vitamina B6, riboflavina, folato, etc.

En general, los higos naturales son muy buenos para la salud y resultan ser una buena alternativa nutricional para el organismo. Sin embargo, su contenido calórico y de azúcar puede incrementar significativamente si los higos son secados.

2. Promueve una mejor digestión

Debido a su alto contenido en fibra, uno de los beneficios de los higos es que son una fruta ideal para promover una digestión más saludable. La fibra cuenta con la particularidad de que no es digerida por el organismo, sino que es utilizada por la flora intestinal.

De hecho, esta fibra atraviesa todo el tracto gastrointestinal hasta llegar al colón, donde es fermentada por las bacterias buenas del intestino. Al fermentarse, sirve de fuente alimenticia para tu microbiota intestinal y esto fortalece el buen funcionamiento del sistema gastrointestinal.

Es importante mantener un microbiota intestinal y fortalecido, ya que estas bacterias son necesarias para combatir agentes patógenos que ingresan al sistema. Además, una microflora intestinal saludable asegura una mejor digestión y funcionamiento.

Esta fibra que aportan los higos también es muy útil para combatir el estreñimiento y mejorar el proceso digestivo. Esto ocurre debido a que la fibra promueve el ablandamiento y el aumento de volumen de las deposiciones, de manera que la excreción sea facilitada.

Asimismo, se ha observado que puede mejorar el transito intestinal y así asegurar un vaciado intestinal más completo. Estos efectos son vitales para combatir problemas digestivos como el estreñimiento y puede mejorar síntomas de trastornos como la colitis ulcerosa.

De hecho, un estudio realizado demostró que el consumo de higos podía reducir considerablemente los síntomas del síndrome de intestino irritable. Según los científicos, el dolor, la hinchazón y el malestar general desaparecía por completo en los pacientes con consumo frecuente de higos.

3. Favorece tu sistema cardiovascular

Los higos son una rica fruta que puede favorecer el mejor funcionamiento del sistema cardiovascular y combatir ciertos factores de riesgo del mismo. Se ha evidenciado que otro de los beneficios de los higos es que puede mejorar los niveles de colesterol LDL y regular la presión arterial a niveles fisiológicos.

En principio, el higo es increíble para combatir la hiperlipidemia y reducir los niveles de colesterol malo en sangre. Esto ocurre debido a que el higo contiene abundante fibra que ayuda a limpiar el sistema gastrointestinal del colesterol excesivo.

Al ser ingerida, la fibra estimula la producción de ácidos biliares que se segregan desde la vesícula biliar. Estos ácidos recorren todo el tracto gastrointestinal y en su recorrido, arrastran los lípidos que se encuentran en exceso y estimulan su expulsión.

Así, la fibra no solo ayuda a regular los niveles de colesterol malo, sino que promueve la expulsión de otros lípidos como los triglicéridos.

Asimismo, se ha observado que uno de los beneficios de los higos es que incrementan la cantidad de colesterol bueno o HDL en la sangre; de manera que esta lipoproteína transporta el colesterol LDL acumulado en las arterias hacia el hígado, donde es metabolizado.

Este efecto es realmente importante porque combate la aglomeración lipídica en las arterias y previene obstrucciones o la formación de placa vascular. De esta manera, disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas como derrames cerebrales, insuficiencia cardiaca, ruptura vascular, etc.

Por otro lado, los higos también pueden regular la presión arterial del organismo. Esto ocurre porque este fruto aporta una importante cantidad de potasio que logra contrarrestar algunos factores hipertensores como el sodio.

El potasio entra al organismo y contrarresta los efectos estimulantes del sodio que incrementan la frecuencia cardiaca y fuerza de bombeo. Así, el sistema cardiovascular comienza a relajarse y se regula la fuerza con la que el corazón bombea la sangre.   

Mantener una presión arterial estable y saludable es muy importante porque su descontrol puede causar problemas crónicos como la hipertensión arterial. Además, la presión arterial alta aumenta el riesgo de sufrir rupturas vasculares, daño en los vasos sanguíneos, eventos cerebrovasculares, etc.

En conjunto, los higos naturales pueden ser una alternativa natural maravillosa para mantener un sistema cardiovascular funcional y saludable.

Beneficios de los higos

4. Controla los niveles de azúcar en sangre

A pesar de que el higo posee azúcar natural, figura como un fruto de bajo índice glucémico. Es decir, el consumo de higo no eleva abruptamente o produce alteraciones importantes en los niveles de azúcar en sangre.

Sin embargo, este fruto puede ayudar a regular el índice glucémico de una manera completamente natural. Según un estudio realizado, uno de los beneficios de los higos es que su consumo puede reducir la cantidad de insulina que necesitan administrarse pacientes con diabetes tipo 1 hasta en un 12%.

Este beneficio es de gran ayuda, ya que los pacientes con diabetes tipo 1 poseen un páncreas que no produce insulina suficiente o en absoluto. De esta manera, el consumir un fruto como el higo, puede mejorar la segregación de esta hormona y reducir la necesidad de insulina inyectada.

Además, los higos y su rica fibra son ideales para regular el índice glucémico y prevenir la diabetes tipo 2; ya que la fibra se convierte en una sustancia gelatinosa en el intestino que retarda el proceso de absorción.

Este retraso significa que la asimilación de glucosa en el intestino ocurrirá en un tiempo más prolongado y con mayor lentitud. Así, los niveles de azúcar en sangre se mantienen estables y no se presentan picos posprandiales abruptos.

Asimismo, se ha evidenciado que un índice glucémico controlado mejora las cantidades segregadas de insulina y aumenta la sensibilidad a dicha hormona. Por ello, representa una buena alternativa alimenticia para prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Inclusive, los higos pueden ser muy beneficiosos para que pacientes diabéticos puedan controlar su padecimiento y mejorar su calidad de vida; ya que los nutrientes del higo pueden reducir complicaciones de la diabetes y prevenir el desarrollo de consecuencias como las afecciones cardiacas.

Sin embargo, es importante aclarar que sus beneficios para controlar el índice glucémico solo son efectivos con el consumo de higos naturales. La ingesta de higos secados no solo no aporta ningún beneficio nutricional, sino que su densidad calórica y de azúcar produce un efecto totalmente contrario.

5. Es bueno para tu piel

Los higos también pueden ser un aliado natural para gozar de una piel bonita, fuerte y saludable. En general, este fruto puede aportar nutrientes que son esenciales para mantener una piel saludable y protegida.

Según una investigación, otro de los beneficios de los higos es que pueden detener la descomposición de colágeno en la piel, de manera que evita la perdida de estructura cutánea. Asimismo, se observó que sus antioxidantes ayudan a proteger las células epiteliales del daño oxidativo y daños externos.

Este efecto permite reducir los signos del envejecimiento y, además, contribuye con la regeneración y reparación de las células de la piel.

También se ha determinado que los higos resultan ser magníficos para personas con problemas cutáneos como la dermatitis. Según los científicos, el extracto de higo demostró ser un tratamiento muy eficaz contra la dermatitis, obteniendo una eficacia mayor al tratamiento estándar de hidrocortisona.

Además, se demostró en un ensayo clínico que el higo puede ayudar a eliminar las verrugas de la piel eficazmente. Los científicos afirmaron que el látex natural del higo podría tratar dichas verrugas de una manera rápida, sencilla y segura.

Sin embargo, aún se necesitan más investigaciones que confirmen este efecto.

6. Puede ayudarte a controlar tu peso

Gracias a su alto contenido en fibra, uno de los beneficios de los higos interesantes es que es un alimento que puede ayudarte a controlar tu peso naturalmente. Esto ocurre debido a que la fibra, al entrar en contacto con el agua del intestino, se convierte en un gel que retarda la digestión.

Este efecto favorece que la persona se sienta satisfecha con una menor cantidad de calorías ingeridas, ya que el vaciado intestinal es retrasado. En consecuencia, puedes sentirte lleno por mayor tiempo y esto provocará una menor ingesta calórica diaria.

La sensación de plenitud puede durar horas después de consumir los higos y es esencial para controlar el peso; ya que evita que aparezcan los antojos entre comidas y con ello, evita que exista una dieta hipercalórica que pueda causar obesidad.

Asimismo, los higos proporcionan otros excelentes beneficios para la salud que pueden influir positivamente sobre el peso. Este fruto puede regular el índice glucémico y los niveles de colesterol y triglicéridos; por lo que reduce el riesgo de que estos factores puedan producir obesidad o enfermedades crónicas.

Sin embargo, es muy importante no abusar de los higos porque pueden representar un aporte alto de calorías. Además, es esencial evitar los higos secados porque estos producen el efecto contrario sobre el peso.

7. Promueve un colón saludable

El colón o el intestino grueso forma parte del sistema digestivo y es necesario para almacenar las heces y absorber agua. Según los científicos, los higos pueden ser increíbles para asegurar el buen funcionamiento del colón.

Esto ocurre debido a que el aporte de fibra de los higos es bastante alto y esto permite limpiar el tracto gastrointestinal; ya que la fibra promueve la segregación de ácidos biliares que recorrerán toda la vía digestiva arrastrando los desechos almacenados.

La eliminación de dichos desechos o toxinas, mantiene saludable el colón y previene la aparición del cáncer de colon o cáncer colorrectal. De hecho, los médicos recomiendan una dieta alta en fibra para prevenir la aparición de este terrible padecimiento.

8. Puede combatir la anemia

Por su buen contenido en hierro, otro de los beneficios de los higos es que pueden ser útiles para combatir la anemia. El hierro es necesario para que el oxigeno se una a la hemoglobina y así, pueda ser transportado por todo el organismo.

De manera que el consumo de hierro que nos aportan los higos pueden combatir la anemia; ya que es una enfermedad caracterizada por deficiencia de hierro que afecta la oxigenación del cuerpo y produce fatiga.

También se ha observado que los higos pueden mejorar los niveles de hemoglobina presente en el torrente sanguíneo; por lo que es mayor la oxigenación hacia todo el cuerpo y con ello, el alivio de los síntomas producidos por la anemia.

Beneficios de los higos

9. Fortalece tu sistema óseo

Los higos son una buena fuente de calcio y por ello, uno de los beneficios de los higos es que pueden fortalecer tu sistema óseo. El calcio es uno de los minerales primordiales para el tejido óseo porque reviste el hueso y lo fortalece.

Este revestimiento promueve el incremento de la densidad ósea y con ello, disminuye el riesgo de que el hueso sea susceptible a fracturas o rupturas. Además, los higos contienen magnesio que también eleva la absorción de calcio en el organismo, de manera que pueda ser óptimamente utilizado por el organismo.  

Por otro lado, el potasio de los higos puede evitar la perdida de calcio mediante la orina porque contrarresta el efecto del sodio excesivo. Es decir, puede restituir el equilibrio electrolítico y así, evita que la perdida de calcio afecte la densidad ósea.

Además, los higos contienen vitamina K que se ha vinculado con huesos más fuertes, menores fracturas y rupturas óseas.

10. Antioxidante natural

Los higos se encuentran llenos de muchos antioxidantes que, sin duda, representan un gran beneficio para la salud. Los antioxidantes son sustancias que se encargan de combatir los efectos de los radicales libres en el organismo.

Las cualidades antioxidantes de los higos ayudan combatir el estrés oxidativo y con ello, evitan que el daño oxidativo produzca daños orgánicos. Según los científicos, el daño oxidativo puede acelerar la aparición de enfermedades crónicas como la diabetes, afecciones cardiacas, degeneración macular, etc.

Asimismo, los antioxidantes pueden reducir las inflamaciones crónicas que suelen suscitarse por los radicales libres. Así, se previene el daño de las células y los tejidos saludables.

Los antioxidantes también son indispensables para retrasar los signos del envejecimiento; ya que los radicales libres provocan daños en el ADN celular y aceleran el proceso de envejecimiento.

El envejecimiento no solo afecta la piel y los rasgos físicos de las personas, sino que deteriora al organismo en su interior. Por ello, los antioxidantes son primordiales para mantener unos órganos saludables, rejuvenecidos y completamente funcionales.

11. Puede aportar energía

Se le han atribuido cualidades energizantes al higo debido a su aporte de azúcar natural al organismo. Esta azúcar se convierte en glucosa que será utilizada por las células para obtener la energía que necesita el cuerpo.

Por ello, el consumo moderado de higos puede ser perfecto para obtener la energía requerida durante el día. También puede ser una buena alternativa natural para antes de entrenar, ya que podrá beneficiar el rendimiento de tu organismo durante la actividad física.

Contraindicaciones de los higos

Contraindicaciones de los higos

1. Puede causar problemas gastrointestinales

Si bien los higos son maravillosos para el sistema gastrointestinal y el estreñimiento, su consumo excesivo puede ser contraproducente. Una de las contraindicaciones de los higos si su consumo es exagerado es que puede generar una diarrea intensa debido a que los higos cuentan con un alto contenido en fibra que estimula el tránsito intestinal.

Además, puede provocar alteraciones en el proceso digestivo que provoquen dolores, flatulencias o incluso, hinchazón. Lo más recomendable es consumir las cantidades recomendadas para cada persona.

Asimismo, es importante que las personas con trastornos digestivos moderen al máximo su consumo; ya que un exceso puede conllevar la intensificación o el agravamiento de trastornos como la colitis ulcerosa, síndrome del intestino irritable, etc.   

2. Pacientes con tratamiento anticoagulante

La abundante cantidad de vitamina K de los higos significa una gran ventaja para la mayoría de las personas. Sin embargo, una de las contraindicaciones de los higos es que no está recomendada su ingesta en pacientes que posean tratamientos anticoagulantes porque puede afectar la efectividad del fármaco.

Esto ocurre debido a que la vitamina K es indispensable para la cascada de coagulación sanguínea y estimula un efecto contrario al de los anticoagulantes. En consecuencia, puede afectar la efectividad del tratamiento y la coagulación de la sangre.

No es necesario erradicar por completo alimentos con vitamina K como el higo en estos pacientes; sino que es necesario una asesoría medica sobre las cantidades diarias de vitamina K recomendadas que no afecten el tratamiento.

3. Alergias

Otro de las contraindicaciones de los higos es que pueden desencadenar diversas alergias que se producen debido a sus diferentes componentes. Este fruto contiene látex natural que producen respuestas alérgicas en personas con sensibilidad al látex en general.

Además, se dice que las personas con alergias al polen de abedul, también presentan fuertes respuestas alérgicas al higo.

Por ello, es importante conocer cuales son sus alergias y en caso de ser alérgico al higo, evitarlo por completo.