Kale: beneficios y contraindicaciones

Kale: beneficios y contraindicaciones

Kale es el nombre en inglés que recibe la famosa col rizada o kale portuguesa; la cual es una hortaliza llena de impresionantes ventajas que benefician al organismo. Es una hortaliza que debe formar parte de tu dieta y en el siguiente artículo te comentamos el por qué.

Beneficios del Kale

1. Importante aporte nutricional

Una de las cualidades más increíbles del kale o la col rizada, es que posee un importante aporte nutricional; de manera que su densidad de nutrientes suele ser de las más significativas del mundo. Esta cualidad es apoyada por el hecho de que el kale forma parte de las beneficiosas verduras crucíferas; las cuales son reconocidas por su abundancia en nutrientes.

Esta hortaliza posee una buena cantidad de vitaminas de todo tipo: contiene vitamina A, tiamina, riboflavina, niacina, vitamina B6, vitamina C y vitamina K. Sin embargo, el contenido en vitamina A, C y K es simplemente impresionante; ya que logra cubrir, respectivamente, el 206%, el 134% y el 684% del valor de consumo diario recomendado.

Uno de los beneficios del kale es que también es rica en minerales esenciales como el manganeso, calcio, potasio, cobre, hierro y fosforo; confiriéndole al organismo un excelente aporte de estas sustancias que son vitales para el funcionamiento orgánico.

Es un alimento muy bajo en calorías y es que apenas consumes 33 calorías por cada taza de kale que consumes; de tal forma que puedes disfrutar de sus beneficios sin que afecte tu peso o tejido adiposo.

También contiene carbohidratos y entre ellos, contiene un buen porcentaje de fibra que será ideal para tu bienestar. El kale también cuenta con un número reducido de grasas, pero la mayoría de ellas son grasas buenas como el omega-3. Asimismo, la col rizada te confiere proteína y un conglomerado de antioxidantes que la convierten en un superalimento. 

2. Antioxidante natural

El poder antioxidante que caracteriza a las verduras crucíferas, también se ve reflejada en el kale; ya que se encuentra lleno de antioxidantes naturales que protegen tu organismo del estrés oxidativo.

Entre sus antioxidantes más comunes se encuentran el betacaroteno, la vitamina C y una serie de polifenoles y flavonoides. Además, posee una cantidad especialmente abundante de quercetina y kaempferol; los cuales son antioxidantes que han sido ampliamente investigados.

De hecho, los estudios han apuntado que estos antioxidantes poseen efectos cardioprotectores, antinflamatorios, antivirales, anticancerígenos y antidepresivos; siendo así, algunos de los flavonoides más importantes para la salud humana.

El hecho de que la col rizada sea rica en antioxidantes, permite que uno de los beneficios del kale es que puede neutralizar los radicales libres; de manera que te ayuda a combatir sus nocivos efectos, los cuales desencadenan: el envejecimiento, enfermedades crónicas como el cáncer, daño celular y respuestas proinflamatorias crónicas.

3. Favorece la síntesis de colágeno

El kale es abundante en vitamina C y eso hace que uno de los beneficios del kale sea que estimula la síntesis de colágeno; siendo el colágeno una de las proteínas estructurales más importantes del organismo, ya que la encontraras en diferentes tejidos.

Este efecto se debe al hecho de que la vitamina C actúa como una coenzima en la síntesis de colágeno; de tal forma que esta vitamina, al unirse a una enzima en específica, desencadena el proceso de síntesis. Dicho de esa forma, sin el ácido ascórbico o vitamina C en el cuerpo; el proceso de síntesis no podría llevarse a cabo y afectaría a toda la estructura del organismo.

Esta estimulación en la síntesis de colágeno producirá que esta proteína se encuentre en mayor cantidad en: tejido óseo, cartílago y tendones. Esto favorecerá todo el organismo, incluyendo la salud de la piel y el cabello; ya que el colágeno es quien le confiere volumen y flexibilidad a tu cabello y tu piel.

Así, la col rizada podrá favorecer todo tu organismo con un incremento notable de tus cantidades de colágeno; ya que una taza de este alimento logra cubrir hasta 134% del valor de consumo diario recomendado para la vitamina C.

4. Reduce el colesterol en sangre

Otro de los beneficios del kale es que es excelente para reducir los niveles de colesterol en sangre; ya que sus componentes actúan directamente sobre la reabsorción de colesterol en el hígado.

No todo el colesterol es malo, por el contrario, este es utilizado por tu hígado para producir los ácidos biliares; los cuales estimulan la digestión o metabolismo de las grasas, siendo este un proceso vital para el organismo.  

Luego de ser convertidos en ácidos biliares y haber ejercido su función; el colesterol es reabsorbido al torrente sanguíneo para poder utilizarlo en otro momento.

Sin embargo, existen sustancias naturales que funcionan como secuestradores de los ácidos biliares y evitan esta reabsorción. En el kale hay una excelente cantidad de estos secuestradores y esto es lo que permite reducir los niveles de colesterol; ya que mientras menos colesterol se reabsorbe, es menor la cantidad de colesterol total en el cuerpo.

Lo maravilloso de la col rizada es que logra reducir el colesterol LDL hasta en un 10%; mientras que aumenta hasta el 27% la cantidad de colesterol HDL en el cuerpo, lo que evita aglomeraciones lipídicas. Esto se traduce en un innegable beneficio cardiovascular, ya que se previenen enfermedades obstructivas como la arterosclerosis o eventos cerebrovasculares.

En efecto, según los estudios el kale puede ser potente como la colestiramina en un 43%; siendo esta una gran ventaja, ya que la colestiramina es uno de los fármacos más comunes para reducir el colesterol.

5. Promueve la coagulación sanguínea

El kale se encuentra lleno de vitamina K en cantidades impresionantes; ya que cubre hasta el 684% del valor de consumo diario recomendado. Esta abundancia hace que otro de los beneficios del kale sea que ayuda a tener una coagulación sanguínea saludable; ya que la vitamina K1 participa en la cascada de coagulación del organismo.

Este nutriente lo que hace es activar algunas proteínas que participaran en dicha cascada bioquímica, para que puedan unirse al calcio. Este es un proceso muy importante, ya que permite regular el sangrado y promueve la cicatrización de heridas.

Este efecto te ayuda a prevenir enfermedades cardiacas, ya que promueve la cicatrización y reparación de vasos sanguíneos; además que evita el sangrado excesivo, conservando las cantidades de sangre que necesita el sistema cardiovascular para funcionar correctamente.

6. Anticancerígeno

Se ha observado que el kale posee una gran cantidad de sustancias con efecto anticancerígeno; de manera que el consumo de este alimento puede prevenir el cáncer o combatir su proliferación.

Los científicos han encontrado que el kale posee sulforafano, el cual combate la proliferación de células cancerígenas; así como también se ha observado que puede inhibir la síntesis de nuevas células malignas a nivel molecular. Asimismo, se ha visto que contiene indol-3-carbinol, el cual también puede prevenir el cáncer según información científica.

Por otro lado, la col rizada se encuentra colmada de antioxidantes, los cuales también poseen efecto anticancerígeno; ya que estas sustancias combaten la actividad de los radicales libres y evitan que estos produzcan proliferaciones celulares anormales.

Además, evita que los radicales libres puedan incrementar los factores desencadenantes del cáncer, tales como: respuestas inflamaciones crónicas, daños celulares, estrés oxidativo, etc.

Por otro lado, la col rizada posee la clorofila, la cual también ha sido relacionada con un efecto anticancerígeno; ya que evita que el organismo absorba los carcinógenos que se producen al someter la carne a una temperatura elevada. Esto ocurre debido a que la clorofila se une a los carcinógenos y así evita que se absorba en el organismo.

Aún se necesitan más estudios, pero la información obtenida hasta el momento es realmente prometedora.  

7. Es bueno para tu vista

La col rizada se encuentra llena de betacaroteno, el cual es un caroteno precursor de la vitamina A; de manera que cuando consumes el kale, este betacaroteno se convierte en abundante vitamina A. Asimismo, el kale posee otros carotenoides como la zeaxantina y la luteína, los cuales también promueven la salud ocular.  

La vitamina A ha sido ampliamente relacionada con beneficios para tu visión y función ocular; ya que posee cualidades antioxidantes que protegen tu órgano ocular de daños producidos por los radicales libres. Asimismo, combate las enfermedades degenerativas que se producen por el envejecimiento como las cataratas o la degeneración macular.   

Además, otro de los beneficios del kale por su alto contenido en vitamina A es que favorece tu visión nocturna, así como previene la ceguera nocturna o total. También favorece la producción de los pigmentos que necesita tu retina para funcionar correctamente.

Así, la col rizada se convierte en un aliado para una buena visión; ya que solo una taza de esta hortaliza cubre hasta el 206% del valor diario de vitamina A recomendado.

8. Previene la osteoporosis

Uno de los beneficios del kale es que es esencial para mantener un sistema óseo saludable y es debido a que posee una combinación maravillosa: calcio, magnesio y vitamina K.

En principio, este vegetal crucífero posee calcio, el cual se encarga de fortalecer el tejido óseo al cubrirlo; ya que los huesos figuran como el principal reservorio de calcio del organismo. De esa manera, mientras mayor calcio tenga tu organismo, mayor será la densidad y fortaleza ósea.

Asimismo, la col rizada posee magnesio, el cual contribuye con una mayor densidad ósea, previniendo la degeneración del hueso. Este mineral también incrementa la absorción de calcio, por lo que su efecto resulta ser doble.

Por otro lado, la abundancia de vitamina K te ayuda a tener unos huesos más sanos y fuertes; ya que se ha relacionado este nutriente con una menor degeneración ósea y menores probabilidades de sufrir fracturas.

En consecuencia, esta magnifica combinación del kale te ayuda a mantener unos huesos fuertes y densos; de manera que previene el desarrollo de enfermedades osteodegenerativas como la osteoporosis.

Beneficios del Kale

9. Reduce tu presión arterial

Entre los minerales abundantes de la col rizada se encuentra el potasio, el cual es vital para tu salud cardíaca. Esto ocurre debido a que el potasio ayuda a regular la presión arterial; de manera que induce valores tanto de presión sistólica como diastólica, más bajos.

Además, el potasio puede contrarrestar los efectos estimulantes del sodio sobre la presión arterial; combatiendo la hipertensión arterial y el trabajo excesivo del corazón para poder bombear la sangre a todo el organismo.

Así, uno de los beneficios de la col rizada es que estimula un sistema cardiovascular más saludable, ya que previene una presión arterial fuera de los parámetros fisiológicos; evitando que se desarrollen afecciones cardiacas como hipertensión arterial, eventos cerebrovasculares, rupturas vasculares, insuficiencia cardiaca, etc.

10. Te ayuda a perder peso

Otro de los beneficios del kale es que también puede ayudarte a perder peso de una manera completamente natural y saludable. En principio, este vegetal posee un índice calórico bastante bajo, por lo que su consumo no afecta tu ingesta calórica.

De hecho, es considerado como un alimento de baja densidad energética, ya que posee pocas calorías y mucha agua. Esto resulta ser una gran ventaja, ya que este tipo de alimentos se han relacionado con una mayor perdida de peso.

Asimismo, la col rizada posee un aporte proteico bastante aceptable, lo que te hará sentir lleno con rapidez. Mientras tanto, su riqueza en fibra también te hace sentir más satisfecho, mejora tu digestión y promueve la excreción de grasas.

Lo mejor del kale es que es tan bajo en calorías, que puedes consumir una cantidad apreciable sin que afecte tu peso. Además, tu organismo podrá colmarse de excelentes nutrientes que te mantendrán saludable mientras adelgazas.

11. Combate la diabetes

La col rizada también puede combatir la diabetes, debido a que reduce los niveles de azúcar en sangre. Este efecto es, principalmente, atribuido a la fibra de este vegetal; ya que esta fibra ralentiza el proceso de absorción de glucosa en el intestino, evitando los picos glucémicos.

Según las investigaciones, su fibra dietética también puede prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2; ya que regula los niveles de glucosa en sangre hasta los parámetros fisiológicos, previniendo cualquier alteración sistémica.

Asimismo, los antioxidantes también pueden ser buenos para combatir la diabetes, especialmente cuando se trata de sus complicaciones; ya que estos antioxidantes combaten los radicales libres que suelen producirse en mayor cantidad debido al índice glucémico elevado.

De esta manera, el consumo de kale evita que estos radicales produzcan complicaciones de la diabetes, tales como: inflamaciones crónicas, afecciones cardiacas, fallas renales, enfermedades crónicas como el cáncer, etc.

12. Favorece tu digestión

Gracias a su contenido en fibra, otro de los beneficios del kale es que es excelente para favorecer una mejor digestión; ya que la fibra promueve el transito intestinal, así como estimula unas heces con mayor tamaño y textura. Esto lo convierte en un alimento que previene el estreñimiento y que facilita el proceso digestivo.

Además, la fibra también puede funcionar como fuente alimenticia de tu microbiota intestinal; de tal manera que fortalece el sistema de defensa de tu tracto gastrointestinal. Este efecto protege al sistema gastrointestinal ante infecciones bacterianas u otros agentes patógenos.

Asimismo, los antioxidantes de la col rizada mantendrán tu tracto digestivo protegido de los radicales libres y el estrés oxidativo; evitando que se desencadenen inflamaciones crónicas o lesiones tisulares en el sistema.

Beneficios del Kale

13. Es bueno para tu cabello y tu piel

El kale también es excelente para gozar de una piel y un cabello saludable; ya que sus antioxidantes protegen su integridad y función. La col rizada posee una buena cantidad de vitamina C, la cual actúa como coenzima en la síntesis de colágeno; siendo esta proteína muy importante para la estructura de la piel y de la fibra capilar.

Asimismo, contiene abundante vitamina A, la cual se ha relacionado con el crecimiento acelerado del cabello. También es un poderoso antioxidante que protege la piel y los folículos capilares del daño oxidativo; el cual es producido por los radicales libres y generan perdida de vigor, robustez y brillo.

Estos antioxidantes también cuentan con la ventaja de que combaten el envejecimiento, de manera que combate sus signos más marcados: arrugas, perdida de brillo en la piel, la aparición de manchas y de flacidez, así como la perdida de volumen; mientras que también combate el debilitamiento capilar, la perdida de brillo, robustez y flexibilidad.

Además, los abundantes nutrientes que componen el kale permiten que tu piel y tu cabello reciban sus nutrientes necesarios; de tal forma que se encuentren completamente saludables.

14. Útil para deportistas

El kale se encuentra lleno de todo tipo de minerales y eso lo convierte en un alimento útil para deportistas; ya que permite remineralizar el organismo y recuperar los electrolitos que se han perdido durante la actividad física.

Además, también contiene una excelente cantidad de vitaminas que te permitirá fortalecer tu organismo para cuando decidas entrenar. Así, el kale se convierte en un excelente aliado para restituir electrolitos, nutrientes y fuerza después de entrenar.

Contraindicaciones del Kale

1. Contraindicado en pacientes con tratamientos anticoagulantes

Una de las principales contraindicaciones del kale es que está completamente prohibida en pacientes que sigan tratamientos anticoagulantes como la Warfarina; ya que este alimento posee hasta 7 veces la cantidad de vitamina K que es recomendada para el organismo.

Esta vitamina es reconocida por ser un poderoso coagulante natural, de manera que contraria el efecto de los anticoagulantes. En efecto, medicamentos anticoagulantes como la Warfarina son antagonistas de la vitamina K, de manera que bloquean su función.

Si consumes kale durante este tipo de tratamientos podrías estar reduciendo el efecto de tu terapia farmacológica; lo cual afectará tu organismo y el funcionamiento de tu sistema cardiovascular. Por ello, lo mejor que puedes hacer es evitar por completo el consumo de kale.

2. intoxicación por plaguicidas

A pesar de que la col rizada sea un alimento natural, necesita de cuidados químicos durante su cultivo; los cuales resultan ser nocivos para el organismo y pueden desencadenarte un cuadro de intoxicación.

El kale es uno de los alimentos con mayor riesgo a contaminarse por plaguicidas; de manera que su consumo puede producir intoxicación por plaguicidas si no se toman las medidas necesarias.

Por ello, es vital que limpies muy bien este alimento; ya que una intoxicación por químicos tan fuertes puede ser letal para tu salud.

3. Contraindicado en pacientes con tratamientos beta-bloqueantes

El kale es muy bueno para el sistema cardiovascular, pero su consumo debe ser evitado en pacientes con tratamientos farmacológicos beta-bloqueantes; ya que estos fármacos son recetados para reducir la presión arterial.  

Sin embargo, estos fármacos pueden producir hipercalemia o hiperpotasemia, donde los niveles de potasio se encuentran demasiado elevados; por lo que es recomendable evitar el consumo de potasio dietético como el encontrado en el kale.

Puedes consultar a tu médico cuales son las cantidades de kale permitidas que puedes consumir sin que afecte tu salud; pero es vital que lo evites si te encuentras bajo tratamiento betabloqueante, ya que el efecto puede ser letal.

Contraindicaciones del Kale

4. Pacientes renales

La col rizada posee una excelente cantidad de potasio y una de las contraindicaciones del kale es que puede ser contraproducente para pacientes renales; ya que estos pacientes suelen tener graves problemas para eliminar el potasio que se encuentra en exceso.

Si consumes mucho kale, los niveles de potasio serán de demasiados altos y eso puede producir un sobreesfuerzo renal; así como también puede que tu riñón simplemente no pueda filtrarlo y excretarlo y presentes un cuadro de hipercalemia.

Evita exagerar con su consumo y procura acudir a tu médico para conocer las cantidades de kale recomendadas para ti.

5. Problemas tiroideos

 Unos de los componentes más abundantes del kale son las goitrinas; las cuales son compuestos químicos naturales que se han relacionado con interferencias en la función tiroidea.

De hecho, los científicos afirman que las goitrinas pueden reducir la absorción de yodo en el organismo; lo cual es una gran desventaja, ya que este es un mineral esencial para la producción de las hormonas tiroideas.

Sin embargo, este efecto es producido debido a un exceso de goitrinas ingeridas; para ello, necesitas consumir 1 kilogramo diario de col rizada y consumirlo de manera frecuenta durante unos meses.

Es muy importante moderar la ingesta, ya que los problemas tiroides afectan notablemente tu calidad de vida; de manera que se ve afectado tu metabolismo, ritmo cardiaco, sensibilidad al frío y hasta tus niveles de energía.

En caso de poseer problemas de tiroides, puedes moderar las cantidades de col rizada que comes; así como también puedes consumirla cocida, ya que el proceso de cocción desactiva la enzima que libera la goitrina en tu organismo.