Lecitina de soya: beneficios y contraindicaciones

Lecitina de soja: beneficios y contraindicaciones

La lecitina de soja es un tipo de grasa vegetal que se obtiene a partir de la extracción del aceite de la soja. A pesar de ser un producto rico en lípidos de todo tipo, la lecitina de soja representa un excelente aliado para el bienestar humano. A continuación, te contamos todo sobre los beneficios y contraindicaciones de la lecitina de soja.

Beneficios de la lecitina de soja

Beneficios de la lecitina de soja

1. Ayuda a reducir el colesterol

Aunque parezca contradictorio, un de los beneficios de la lecitina de soja es que puede ayudarte a reducir tus niveles de colesterol en sangre. Según las investigaciones, este efecto es realmente eficaz para reducir los niveles de colesterol LDL en sangre.

Además, se ha observado que la lecitina de soja influye positivamente sobre los niveles de colesterol HDL. Este incremento de la lipoproteína HDL, ayudará a que el colesterol LDL que se acumula en las arterias, sea transportado hacia el hígado. 

En el hígado, las grasas como el colesterol son metabolizados y posteriormente, excretados del organismo. Así, se regulan los niveles de colesterol encontrados en sangre y se previene una hiperlipidemia.

En un estudio realizado, el consumo de lecitina de soja logró reducir en un 56% los niveles de colesterol LDL. Asimismo, se observó que atenuó en un 42% las cantidades de colesterol total encontrados en sangre, regulando los niveles lipídicos.

Al atenuarse las cantidades de colesterol LDL, también se reduce el riesgo de que el colesterol se acumule en las arterias y cause obstaculizaciones. Además, disminuye el riesgo de que se forme placa en las arterias que pueda modificar la pared arterial y así, provoque una ruptura vascular.

Los científicos explican que estos beneficios pueden deberse a la proteína de la soja y a los distintos componentes que se derivan de la producción de la lecitina de soja. Estos efectos resultan ser muy eficaces y pueden ayudar a regular los niveles de colesterol total.

2. Ideal para las madres en periodo de lactancia

El uso de la lecitina de soja ha sido ampliamente recomendado en madres en periodo de lactancia, ya que puede combatir la obstrucción de los conductos mamarios. En ocasiones, estos conductos se obstruyen cuando la leche materna es muy espesa o cuando se acumulan restos de leche materna en su interior.

Según explican los especialistas, la lecitina de soja puede ayudar a que se reduzca la viscosidad de la leche materna y, con ello, su espesor. Esto mejora la cantidad de leche materna que fluye a través de los conductos mamarios y facilita el proceso de amamantar.

Si el consumo de lecitina de soja es acompañado de otros tratamientos para desobstruir los conductos mamarios, el resultado es mucho más eficaz. Entre estos tratamientos, encontraras: masajes en las mamas, aplicación de compresas calientes, drenaje del pecho, bombeo extra, etc.

También se ha observado que la lecitina de soja puede reducir el riesgo de desarrollar mastitis, ya que este suele ser un problema presente en el 10% de las mujeres que amamantan.

Sin embargo, lo mejor es consultar con su médico sobre el consumo de lecitina de soja, para que pueda recomendarle la dosis y frecuencia de ingesta adecuada.

3. Mejora la digestión

Otro de los beneficios de la lecitina de soja es que resulta ser un alimento excelente para mejorar la digestión y el funcionamiento del sistema gastrointestinal. Este producto posee un efecto emulsionante que es necesario para mejorar la mucosidad que reviste el interior del tracto digestivo.

Este aumento en la mucosidad promueve una digestión facilitada y, además, ayuda a proteger el tejido gastrointestinal que reviste el interior del tracto. De hecho, la mucosidad será necesaria para que las sustancias ingeridas no produzcan daños celulares o tisulares.

El beneficio gastrointestinal de la lecitina de soja es tan amplio y eficaz, que suele utilizarse para mejorar los síntomas de la colitis ulcerosa. Según los científicos, este producto logra mejorar y regular todo el proceso digestivo. Además, se cree que también es muy eficaz para personas con síndrome de intestino irritable.

Las investigaciones demostraron que la lecitina de soja podría reducir la inflamación presente en el tracto gastrointestinal en estas condiciones. Asimismo, ayuda a formar la mucosidad del colón que protege el órgano de las bacterias presentes en las heces.

4. Puede mejorar la función cerebral

Entre los componentes maravillosos encontrados en la lecitina de soja, el neuroquímico colina resalta por influir positivamente sobre la función cerebral. La colina es un químico que es utilizado por las células neuronales durante la transmisión sináptica, donde las células se comunican y se produce el impulso nervioso.

La colina es muy importante para la comunicación neuronal, ya que se une a receptores colinérgicos que estimulan un mejor funcionamiento cerebral. De hecho, según los científicos, este efecto puede ser clave para mejorar la memoria y combatir el avance de la demencia.

Así, la lecitina de soja suele utilizarse en personas con problemas neurológicos, de manera que la colina pueda mejorar su condición. En efecto, se dice que la lecitina de soja puede ser clave para el tratamiento y la prevención del Alzheimer.

Beneficios de la lecitina de soja

5. Hidrata tu piel

Uno de los beneficios de la lecitina de soja es que es maravillosa para el cuidado de la piel, ya que actúa como un hidratante natural que humecta profundamente la piel. Esta hidratación no solo ayuda a restaurar las células epiteliales de la piel, sino que también le confiere suavidad.

También se cree que la lecitina de soja puede ser ideal para tratar el acné y aliviar el eccema o dermatitis. Además, puede ayudar a tonificar el tejido cutáneo y así estimula una piel saludable y firme.

6. Mejora la función inmune

Se ha observado que otro de los beneficios de la lecitina de soja es que también puede mejorar notablemente la función inmune. Según investigaciones, la lecitina incrementa el número de glóbulos blancos que se encuentran en la sangre y defienden al organismo de agentes externos.

La acción de la lecitina logró aumentar en un 29% la actividad de los macrófagos, mientras que incrementa hasta en un 92% la actividad de los linfocitos.

Asimismo, se demostró que la lecitina de soja podía mejorar la función inmunológica en personas diabéticas; ya que este padecimiento suele caracterizarse por una depresión del sistema inmune.

7. Puede ayudarte a bajar de peso

Se ha demostrado en múltiples investigaciones que entre los beneficios de la lecitina de soja está el que puede ser ideal para bajar de peso y mantener un bajo índice de grasa corporal. Los científicos explican que esta sustancia lo logra al fomentar la quema del tejido adiposo como fuente de energía.

Además, el efecto positivo sobre los niveles de colesterol en sangre, también reduce un factor relacionado con la obesidad. Según explican, la lecitina actúa como un emulsionante de las grasas, de manera que evita que se acumule en forma de tejido adiposo y promueve su movimiento.

Los ácidos grasos esenciales poliinsaturados de la lecitina de soja ayudan a reducir la tendencia a ganar peso y, además, atenúan la cantidad de lípidos en sangre. Asimismo, se dice que este producto favorece la salud hepática y, por ende, asegura el metabolismo de las grasas y la glucosa.

En conjunto, el consumo adecuado de lecitina de soja puede beneficiar significativamente a las personas con obesidad o sobrepeso.  

8. Antioxidante

Otro de los beneficios de la lecitina de soja es que sus abundantes antioxidantes protegen al organismo ante el estrés oxidativo. Estos componentes son esenciales para prevenir enfermedades crónicas y degenerativas como el Alzheimer, afecciones cardíacas, diabetes, etc.

Entre sus antioxidantes, se encuentra la vitamina E, la cual es utilizada con fines estéticos para mejorar la salud de la piel. Además, es excelente para mejorar el rendimiento físico de los deportistas.

Asimismo, la acción de los antioxidantes coadyuvará la función inmunológica del organismo y mantendrá protegido y saludable al organismo.

9. Puede mejorar la menopausia

La lecitina de soja contiene isoflavonas que figuran como fitoestrógenos naturales que pueden aliviar los síntomas menopaúsicos.  Estas sustancias son capaces de reducir los síntomas vasomotores y puede regular los niveles hormonales del organismo.

En un estudio realizado se observó que la lecitina de soja podía reducir los sofocos constantes y lograba regular otros síntomas relacionados con la depresión, ansiedad, alteraciones del sueño, etc.

Además, se observó en los estudios realizados que la lecitina de soja mejoraba notablemente los síntomas de la menopausia sin producir ningún efecto secundario.  

Contraindicaciones de la lecitina de soja

Contraindicaciones de la lecitina de soja

1. Reacciones alérgicas

Las personas alérgicas a la soja también presentan reacciones alérgicas al consumir lecitina de soja, por lo que una de las contraindicaciones de la lecitina de soja es que debe ser evitada por completo si se es alérgico a la soja. Sin embargo, los científicos explican que el riesgo puede ser muy pequeño porque los alergenos son reducidos en el proceso de fabricación.

Aun así, cuando consumes demasiada lecitina de soja siendo alérgico, incrementa las probabilidades de que presentes una reacción caracterizada por inflamaciones, erupciones, etc.  Esto también puede ocurrir con pequeñas cantidades si las personas son muy sensibles.  

También se ha observado que las personas alérgicas al huevo pueden presentar reacciones adversas al consumir la lecitina de soja, especialmente si se trata de suplementos.

2. Contraindicado en mujeres embarazadas

A pesar de que la lecitina de soja puede ser increíble para la salud humana, esta contraindicada en mujeres embarazadas. Esto ocurre debido a que no existen suficientes ensayos clínicos que confirmen que su uso es seguro durante el embarazo.

En efecto, otra de las contraindicaciones de la lecitina de soja es que también esta contraindicado en mujeres lactantes sin previa prescripción médica, ya que puede ser contraproducente en algunos casos.

3. Puede producir problemas cardiacos

La lecitina de soja contiene la fosfatidilcolina que puede ser muy beneficiosa para el organismo, pero también puede representar un peligro. Este lípido es transformado por la microflora intestinal en trimetilamina N-óxido o TMAO, siendo esta sustancia una de las causantes del endurecimiento vascular.

Así, otra de las contraindicaciones de la lecitina de soja si se consume en exceso es que puede incrementar el riesgo de sufrir arterosclerosis, rupturas vasculares o un ataque cardíaco.

4. Alteraciones hormonales

Debido a su gran cantidad de fitoestrógenos y proteína, otra de las contraindicaciones de la lecitina de soja es que puede ocasionar alteraciones hormonales severa. Esta puede contener la proteína genisteína que se ha relacionado con alteraciones a nivel endocrino, especialmente sobre la función tiroidea.

Su consumo frecuente y exagerado puede ocasionar hipotiroidismo, tiroiditis autoinmune aguda y bocio difuso, por lo que no se recomienda consumirlo en exceso. También puede alterar el desarrollo sexual, la producción de esperma y anomalías en el tracto genital masculino.

Si sufres de algún problema endocrino u hormonal, lo mejor es evitar la lecitina de soja y consultar a un médico sobre su consumo.

5. Puede afectar tus huesos

Otra de las contraindicaciones de la lecitina de soja es que puede afectar notablemente los huesos e incrementar el riesgo de sufrir osteoporosis. Esto se debe a que puede producir pérdida de masa ósea debido a una desmineralización ocasionada por niveles más bajos de estrógenos.

Además, se cree que también puede afectar la absorción de calcio y ocasionar una deficiencia orgánica de vitamina D. Por ello, el consumo de lecitina de soja debe ser moderado y, de preferencia, debe ser prescrito por un especialista.

En caso de sufrir de osteoporosis u otros problemas osteodegenerativos, lo mejor es acudir a un médico antes de consumir este producto.