Beneficios del limón

Limón: beneficios y contraindicaciones

El limón es una de las frutas cítricas más utilizadas en las cocinas por su acidez; ya que esta le confiere un sabor único a cada comida. Sin embargo, el limón también es comúnmente utilizado como remedio natural debido a su gran cantidad de nutrientes y cualidades medicinales. A continuación, te contamos algunos de los beneficios de esta fruta crítica.

Beneficios del limón

1. Es muy nutritivo

Los limones se encuentran lleno de muchos nutrientes que pueden beneficiar enormemente a tu organismo. La vitamina C suele ser el nutriente más reconocido del limón y es debido a su abundancia en esta vitamina; lo cual también suele caracterizar al grupo de las frutas cítricas.

Sin embargo, también poseen otras vitaminas como la vitamina A y vitaminas del grupo B, tales como: folato, tiamina, riboflavina, acido pantoténico y vitamina B6; convirtiéndose en una buena fuente de estas poderosas vitaminas.

Además, son muy ricos en minerales como el selenio, potasio, magnesio hierro, calcio cobre, fosforo y manganeso. También poseen numerosos antioxidantes flavonoides y betacarotenos como la zeaxantina y la luteína.

Su contenido calórico es bastante bajo y posee una cantidad aceptable de carbohidratos que suele componerse en su mayoría de fibra. Así, el consumo de limón le confiere a tu organismo los nutrientes que son esenciales para su funcionamiento.

2. Favorece tu salud cardiovascular

Uno de los beneficios del limón es que su consumo se ha relacionado como una mejor salud cardiovascular; ya que este cítrico se encuentra lleno de nutrientes que protegen el tejido cardiaco. Solo un limón te aporte el 51% del valor de consumo diario recomendado para la vitamina C; por lo que tu cuerpo recibe una buena cantidad de este poderoso antioxidante.

Según diversas investigaciones, una dieta rica en vitamina C reduce el riesgo a desarrollar enfermedades cardiacas; ya que su poder antioxidante promueve la protección del sistema y evita el desarrollo de afecciones cardiacas o cerebrovasculares.

Sin embargo, los limones también poseen abundante fibra que promueve la salud cardiovascular al reducir los niveles de colesterol total; de tal manera que evita aglomeraciones lipídicas en los vasos vasculares. Los compuestos vegetales de los limones, diosmina y hesperidina, coadyuvan este efecto regulador del colesterol total.

De hecho, el limón se ha relacionado con un menor riesgo a sufrir de un evento cerebrovascular isquémico; ya que evita la formación de coágulos que obstruyen el flujo sanguíneo hacia el cerebro y producen un derrame cerebral.

Así, el consumo de limón podría prevenir enfermedades cardiacas como la insuficiencia, afecciones coronarias, rupturas vasculares, isquemia, etc.

3. Previene los cálculos renales

Los cálculos renales suelen producirse por la cristalización de los desechos que se encuentran en abundancia en el organismo; siendo este un padecimiento frecuente y que suele aparecer de manera repetida y prolongada.

Gracias a su álto contenido en ácido cítrico, uno de los beneficios del limón es que también puede prevenir los cálculos renales; ya que este ácido promueve un cambio de pH y un incremento de las cantidades de orina. Esto genera un entorno poco favorable para la aglomeración de desechos y la formación de cálculos renales.

De hecho, el consumo de limones produce la formación de citrato en la orina; de tal forma que este compuesto evita la unión del calcio a otros compuestos con el fin de crear cálculos renales.

Según los científicos, solo media taza diaria del zumo de limón puede brindarte suficiente ácido cítrico para prevenir estos cálculos; inclusive en aquellas personas que han sufrido de cálculos renales con anterioridad.

Este beneficio es de gran importancia, ya que los cálculos renales suelen ser bastante dolorosos y producen fiebre, vómitos, escalofríos, etc. Además, puede producir perdida de sangre mediante la orina.

4. Combate la anemia

Otro de los beneficios del limón es que es muy bueno para combatir la anemia, especialmente cuando es provocada por una deficiencia de hierro. Aunque los limones poseen una cantidad reducida de hierro, este cítrico puede favorecer la absorción intestinal del hierro dietético.

La combinación de ácido cítrico y vitamina C que poseen los limones, actúan en conjunto para favorecer la absorción de hierro; de manera que tu intestino posee mayor capacidad para absorber el hierro proveniente de los alimentos.

En general, el hierro hemo de origen animal suele ser muy bien asimilado por el cuerpo; mientras tanto, el hierro no hemo de origen vegetal suele poseer una absorción mucho más limitada.

Sin embargo, esta absorción puede incrementar notablemente por el consumo de limones, favoreciendo el aprovechamiento de hierro vegetal. Esto previene la deficiencia de hierro y con ello, evita el desarrollo de la anemia.

También puede ser una excelente opción para pacientes anémicos; ya que ayuda a que el cuerpo asimile mejor el hierro de la dieta, especialmente el hierro vegetal.

Beneficios del limón

5. Anticancerígeno

El consumo de limones se vincula con un efecto anticancerígeno que es atribuido a su gran variedad de compuestos vegetales; ya que estos logran prevenir y combatir eficazmente el desarrollo de procesos tumorales.

De hecho, se estima que aquellas personas que consumen cítricos con frecuencia, poseen menor riesgo a sufrir de cáncer. Esto es debido a que algunos de sus compuestos logran eliminar las células cancerígenas del organismo.

La naringenina y el limoneno que poseen los limones, son compuestos vegetales que se vincula con cualidades anticancerígenas. El D-limoneno ha sido el más estudiado y según los científicos, puede prevenir el desarrollo de distintos tipos de cáncer.

Asimismo, se ha observado que la hesperidina y la criptoxantina encontradas en los limones, pueden inhibir el crecimiento tumoral; de manera que puede detener e incluso, reducir el crecimiento tumoral en pulmones, colón y lengua.  

Sin embargo, aún hacen falta muchos estudios en humanos para confirmar estas cualidades anticancerígenas de los limones.  

6. Favorece tu salud gastrointestinal

Gracias a alto contenido en fibra soluble llamada pectina, otro de los beneficios del limón es que promueve tu salud gastrointestinal; ya que favorece el tránsito intestinal y fomenta un proceso de digestión y excreción facilitada.

Esta fibra también promueve una digestión ralentizada, de manera que los nutrientes son absorbidos en una mayor cantidad de tiempo. Esto promueve un vaciado gástrico más lento y por ello, te sientes lleno por mayor cantidad de tiempo.

Asimismo, se dice que la fibra promueve la desintoxicación gastrointestinal y con ello, un sistema digestivo saludable y funcional. También puede coadyuvar los procesos metabólicos digestivos, de manera que facilita el procesamiento de los alimentos ingeridos y su descomposición.

7. Apoya a tu sistema inmune

Los limones, al igual que casi todos los cítricos, son muy buena fuente de vitamina C; de tal manera que uno de los beneficios del limón es que apoya la función de tu sistema inmune y fortalece la defensa inmunitaria.

Esto ocurre debido a que la vitamina C es un antioxidante que protege a tu organismo de los radicales libres; por lo que su consumo puede combatir y neutralizar los radicales libres por completo, previniendo sus nocivos efectos.

De esa manera, la vitamina C promueve un sistema protegido y libre de los radicales que suelen desencadenar enfermedades graves. Asimismo, la vitamina C estimula la síntesis de anticuerpos o células inmunes, incrementando notablemente el número de glóbulos blancos en el organismo.

Así, el sistema tendrá un mayor sistema de defensa y se podrán prevenir enfermedades graves como eventos cerebrovasculares, etc. También podrá ayudarte a reducir la duración de los resfriados y a protegerte contra agentes infecciosos que ingresan al organismo.

8. Combate la diabetes

Se ha observado en diversas investigaciones que el consumo de limón logra combatir efectivamente la diabetes; de manera que mantiene un índice glucémico controlado y favorece una mayor sensibilidad a la insulina.

Los científicos aseguran que este efecto se debe a los antioxidantes del limón, ya que contrarrestan eficazmente las alteraciones glucémicas. Este efecto también es coadyuvado por la fibra soluble de este cítrico; ya que esta se convierte en gel en el intestino y retarda la absorción de glucosa.

Mientras más lenta se lleve a cabo la absorción, será menos probable que se produzca un pico posprandial elevado. Además, esto permitirá mantener los niveles de glucosa en sangre controlados, evitando un índice glucémico muy elevado.

Por otro lado, se ha visto que el consumo de limón puede reducir la resistencia a la insulina; así, las células son más capaces de aprovechar la glucosa para obtener energía y el índice glucémico se mantiene estable.

Un índice glucémico alto y la resistencia a la insulina suelen ser los principales desencadenantes de la diabetes; por lo que el consumo del limón puede ser ideal para prevenir o controlar la diabetes.

Además, este cítrico también posee efectos a nivel general, combatiendo otros importantes desencadenantes de la diabetes como la obesidad. Asimismo, ayuda a reducir las complicaciones que suelen suscitarse en el padecimiento de la diabetes tipo 2, como: afecciones cardiacas, problemas renales, síndromes metabólicos, etc.

9. Es muy hidratante

Otro de los beneficios del limón es que promueve la hidratación de todo el organismo ya que contiene un 89% de agua en su interior. Es muy importante mantenerse hidratado, ya que el agua se utiliza por las células para mantener saludables y funcionales.

El agua de las frutas como el limón sigue siendo igual de funcional que el agua potable que constantemente consumes; por lo que consumir el zumo de limón puede mantenerte hidratado, mientras tu cuerpo se beneficia en múltiples aspectos.  

Una alternativa ideal para hidratarte y recibir sus beneficios, es el agua de limón; ya que atenúa un poco el intenso sabor ácido y te permite disfrutar de los beneficios del limón.

10. Es muy bueno para la piel

El abundante contenido de vitamina C del limón, lo convierte en un cítrico ideal para la piel; ya que esta vitamina fomenta la síntesis de colágeno, siendo esta la proteína que le da volumen a la piel.  

De hecho, una mayor síntesis de colágeno se traduce en una piel más flexible, voluminosa y firme; de manera que combate los signos del envejecimiento que van apareciendo y atenúa hasta las arrugas más intensas.

También le confiere ciertos nutrientes a la piel, manteniéndola hidratada y combatiendo la carencia de luminosidad, vigor y humectación. Además, se ha visto que el limón puede ayudar a eliminar las manchas producidas por el envejecimiento o los rayos UV.

Además, es un astringente y antimicrobiano excelente, por lo que puede combatir efectivamente el acné; de manera que elimina la inflamación y combate las bacterias que se alojan en tus poros y producen acné.

El limón posee cualidades antimicóticas y por eso, evita que la piel sufra de erupción producidas por hongos como la cándida. Así, el uso del limón puede promover una piel saludable y libre de inflamaciones o bacterias.

11. Te ayuda a perder peso

Otro de los beneficios del limón es que también puede ayudarte a perder peso y, de hecho, esta es una de las cualidades más reconocidas de este cítrico. En principio, este efecto es atribuido a la fibra soluble del limón; ya que, al ser ingerida, se convierte en un gel que retarda la digestión y promueve una sensación de plenitud.

Al sentirte satisfecho, el consumo calórico será mucho menor y eso favorecerá la pérdida de peso. Además, puede mantenerte lleno por más tiempo, evitando los antojos entre comidas. Sin embargo, este efecto se ha notado cuando consumes el limón completo y no solo su jugo.

Asimismo, se ha evidenciado que algunos compuestos vegetales de los limones pueden reducir el aumento de peso; de tal manera que evita la ganancia de masa corporal y de grasa.

Si acompañas el limón con agua caliente, producirás un aumento en la quema calórica diaria; por lo que te será más fácil adelgazar y eliminar el tejido adiposo que se acumula en abdomen, muslos, etc.

Aún se necesitan más estudios que avalen el efecto adelgazante del limón, sin embargo, es realmente prometedor, ya que previene el desarrollo de obesidad u otros problemas de salud.

12. Es desintoxicante

El consumo de limón estimula la desintoxicación del organismo debido a un efecto diurético; ya que promueve la eliminación de desechos y toxinas mediante la micción de orina.

Esto promueve la purificación del torrente sanguíneo y con ello, la desintoxicación completa del organismo; previniendo la acumulación y el malfuncionamiento que suele desencadenarse por la acumulación de toxinas.

Además, favorece la función desintoxicante del hígado y estimula un estado de bienestar general; ya que la irrigación sanguínea que llega a todos los tejidos se encuentra completamente purificada y libre de toxinas.

Asimismo, evita que las toxinas se acumulen en el hígado; ya que una acumulación excesiva reviste el tejido hepático y produce importantes daños funcionales y estructurales.

De esta manera, el consumo de limón puede desintoxicar tu cuerpo y eliminar aquellas toxinas y desechos perjudiciales.

Contraindicaciones del limón

Contraindicaciones del limón

1. Puede producir reflujo ácido  

Los limones son muy ricos en ácido cítrico y esto puede incrementar la sensación del reflujo ácido; ya que incrementa la síntesis de ácidos estomacales y esto hace que una de las contraindicaciones del limón sea que puede elevar el riesgo de sufrir de acidez estomacal.

Esto ocurre debido a que los ácidos estomacales se devuelven por el esófago y producen dolor, ardor y molestia. Además, el ácido del limón puede producir por sí mismo esta sensación de ardor por todo el tracto gastrointestinal.

Es muy importante evitar el limón si sufre constantemente de acidez estomacal, ya que puede acentuar dicha molestia.

2. Daño en los dientes

El ácido cítrico que compone a los limones suele ser muy bueno para el organismo; sin embargo, otra de las contraindicaciones del limón es que su consumo también suele relacionarse con daño en los dientes, especialmente sobre el esmalte dental.  

Esto ocurre debido a que el ácido afecta el esmalte dental hasta el punto de reducir o eliminar su recubrimiento; lo cual desencadena debilidad en los dientes, aumenta la sensibilidad a las temperaturas y es más fácil que adquieran una tonalidad amarillenta.

También aumenta el riesgo de sufrir enfermedades dentales como las caries. Por ello, es muy importante que consumas limón con cuidado y que evites el contacto directo con los dientes; ya que se ha demostrado que comer el limón entero afecta por completo tu esmalte dental.

Si consumes zumo de limón, procura beberlo con una pajilla y así evitas el contacto directo con el tejido dental. Además, evita cepillarte los dientes después de consumir limón; ya que tu esmalte se ha sometido a un ablandamiento acido y la fricción puede terminar de eliminar dicho esmalte.

3. Quemaduras e irritación en la piel

A pesar que el limón puede ayudarte a tener una piel radiante y hermosa, también puede afectarla notablemente; ya que el limón contiene fototóxicos que, al exponerse a la luz solar, producen quemaduras en tu piel.

De hecho, la aplicación directa de limón debe llevarse a cabo con cuidado y evitar los rayos UV o luz azul; debido a que la exposición a esta causa una fuerte irritación e incluso, llega a quemar el tejido cutáneo permanentemente.

También puede alterar el pH de la piel y modificar el manto ácido que la recubre y la protege. Por ello, es vital que apliques el limón con mucha precaución o que acudas a un especialista para informarte.

Es de vital importancia que evites utilizar limón tópicamente si sufres de piel sensible, hipersensibilidad o constantes alergias; ya que puede empeorar la salud de tu piel y causarte una erupción o dermatitis terrible.

4. Puede producir fitofotodermatitis

La fitofotodermatitis suele ser una reacción cutánea que se produce por la exposición de la piel ante cítricos como el limón; de manera que produce una reacción inflamatoria en la piel al exponerse la piel con limón a los rayos UV.

Esto suele causar ampollas dolorosas e hinchadas, así como desencadena enrojecimiento en el tejido cutáneo. Por ello, es muy importante que el limón sea aplicado con cuidado en tu piel.