Mandarina: beneficios y contraindicaciones

Mandarina: beneficios y contraindicaciones

La mandarina es un fruto cítrico que proviene del árbol mandarino y que posee una característica cascara color naranja y un característico sabor dulce. Este fruto también posee excelentes beneficios para la salud y, a continuación, te contamos más sobre ellos.

Beneficios de la mandarina

1. Buen aporte nutricional

Las mandarinas es un cítrico con un excelente aporte nutricional que contiene los macronutrientes y micronutrientes que necesita el organismo. En principio, el 88% del peso de la mandarina es agua que ayuda a mantener hidratadas las células y tejidos del cuerpo.

Este fruto es muy bajo en calorías y esta es una gran ventaja para controlar el peso. En cuanto a sus macronutrientes, la mandarina ofrece una pequeña cantidad de grasas y proteínas; mientras que ofrece una buena proporción de carbohidratos en forma de fibra.

De hecho, solo una mandarina mediana puede ser capaz de brindarle al organismo el 8% del requerimiento diario de fibra. De manera que esta fruta beneficia enormemente al sistema digestivo.

La mandarina también contiene minerales esenciales como el magnesio, hierro, potasio y cobre. Su contenido en cobre, a pesar de no ser el más abundante, resalta bastante porque es mayor al de la mayoría de las frutas.  

Solo una mandarina mediana puede proveer al organismo el 26% del valor diario recomendado para el consumo de vitamina C. Este aporte es realmente importante porque la vitamina C actúa como antioxidante y es necesaria para distintas funciones orgánicas.

Además, se ha evidenciado que mandarinas contienen abundante vitamina A y carotenoides precursores de dicha vitamina. Según investigaciones, el contenido de vitamina A de las mandarinas puede superar lo estipulado y brindar hasta el 72% del requerimiento diario de dicho nutriente con tan solo 100 gramos de mandarina.

2. Antioxidante natural

Entre los componentes más beneficiosos de la mandarina se encuentran los diversos antioxidantes naturales que protegen al organismo. Uno de los beneficios de la mandarina es que ayuda a combatir el estrés oxidativo que producen los radicales libres gracias a su contenido en flavonoides (antioxidantes).

La importancia de los antioxidantes radica en que una acumulación de radicales libres puede ser el desencadenante de enfermedades crónicas; ya que estos desechos metabólicos generan alteraciones celulares importantes como modificaciones en el ADN celular.

Sin embargo, el consumo de frutas como la mandarina puede aportar suficientes antioxidantes que protejan al organismo. Además, las mandarinas contienen abundante vitamina C que también desempeña un papel antioxidante en el cuerpo humano.

Así, los antioxidantes de este cítrico pueden ser útiles para reducir el riesgo de padecer afecciones cardiacas graves, cáncer, diabetes, etc. La vitamina A de este fruto también es antioxidante y puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades oculares como cataratas, ceguera, degeneración macular, etc.

Según las investigaciones, los flavonoides de la mandarina pueden tener cualidades anticancerígenas que inhiban el crecimiento de células cancerígenas. Asimismo, se cree que puede inactivar ciertos compuestos que aceleran la proliferación cancerígena, sin embargo, se necesitan más estudios.  

Beneficios de la mandarina

3. Estimula tu sistema inmune

Gracias a su gran contenido en vitamina C, otro de los beneficios de la mandarina es que puede ser ideal para estimular tu sistema inmune y fortalecer su función. Esto ocurre debido a que la vitamina C posee una cualidad antioxidante que coadyuva y repotencia la función de las células inmunes.

De hecho, los científicos han observado que el consumo de vitamina C puede incrementar la producción de anticuerpos en el organismo. De esta manera, existe una mayor línea de defensa inmune y con ello, un sistema inmune más capaz para defender el bienestar orgánico.  

Así como la vitamina C, la mandarina posee otros antioxidantes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico al combatir los radicales libres. También se ha observado que estos antioxidantes pueden combatir otros microorganismos que ingresen al organismo y puedan vulnerarlo.

4. Es beneficioso para tu piel y tejidos

Las mandarinas poseen grandes beneficios para la piel y para los diferentes tejidos que componen el organismo. Su abundancia de vitamina C promueve la síntesis de colágeno que le confiere estructura a diferentes tejidos orgánicos y, por supuesto, a la piel.

Este aumento de colágeno asegura tejidos más fuertes y funcionales. Además, garantiza una piel más firme, flexible, voluminosa e incluso, con menos signos del envejecimiento como las arrugas.

También, gracia a su buen contenido en vitamina C, otro de los beneficios de la mandarina es que también es vital para acelerar el proceso de cicatrización de heridas que se susciten en los tejidos orgánicos. Así, el tiempo de recuperación más corto y se evitan consecuencias secundarias como la aparición de infecciones o acumulación de tejido muerto en la herida.

5. Favorece tu sistema gastrointestinal

Por su alto contenido en fibra, otro de los beneficios de la mandarina es que favorece a tu sistema gastrointestinal en gran magnitud. Este cítrico contiene mayor contenido de fibra soluble, pero también posee una pequeña cantidad de fibra insoluble.

La fibra soluble es ingerida y se convierte en gel en el intestino al entrar en contacto con el agua del órgano. Este gel será necesario para ablandar las heces y conferirle un tamaño optimo, de manera que facilita el proceso de excreción.

Así, la fibra soluble mejora el transito intestinal y combate trastornos gastrointestinales como el estreñimiento. Además, mejora el volumen de las heces y ayuda a establecer una regularidad en las deposiciones fecales.

Por otro lado, la fibra insoluble no es digerida y llega directamente al intestino grueso, donde es fermentado por el microbiota intestinal. El proceso de fermentación permitirá que las bacterias buenas de tu intestino utilicen esta fibra como una fuente de alimento. En consecuencia, la flora intestinal se fortalece con la fibra insoluble.

La fibra de la mandarina también puede reducir el riesgo de padecer enfermedades digestivas, cáncer colorrectal e incluso, sobrepeso.

6. Puede prevenir los cálculos renales

La acidez de las mandarinas, y demás cítricos, se debe al ácido cítrico que compone estos frutos. Este ácido puede formar sales de citrato cuando se une con otros minerales y generar grandes beneficios para el sistema renal.

Se ha observado que uno de los beneficios de la mandarina es que su consumo eleva los niveles de citrato en la orina y esto puede reducir el riesgo de sufrir de cálculos renales; ya que los cálculos renales son minerales que se cristalizan y forman sedimentos o sólidos que producen dolor en el sistema renal.

Este beneficio de la mandarina ocurre debido a que una mayor cantidad de ácido cítrico permite que más minerales excretados en la orina formen sales de citratos. Así, es menor la probabilidad de que los minerales se unan a elementos que puedan formar cálculos renales como los oxalatos.

Aún se necesitan más investigaciones al respecto, pero resultar realmente prometedor este efecto.

Beneficios de la mandarina

7. Combate la inflamación

Gracias a la vitamina C y los diferentes antioxidantes flavonoides que contiene esta fruta, otro de los beneficios de la mandarina es que son esenciales para combatir la inflamación del cuerpo. Este efecto ocurre debido a que los antioxidantes combaten los radicales libres y con ello, sus efectos sobre las células y tejidos del cuerpo.

El estrés oxidativo y una acumulación de radicales libre se ha relacionado con inflamaciones crónicas que alteran y dañan el organismo. De hecho, dichas inflamaciones suelen desencadenar afecciones crónicas como problemas degenerativos, problemas cardiacos, etc.

Sin embargo, cuando los antioxidantes de la mandarina eliminan los radicales libres del organismo, también se atenúan los procesos inflamatorios. Así, se reduce la cantidad de citoquinas y otros biomarcadores proinflamatorios encontrados en la sangre.

Además, este efecto antiinflamatorio puede ser muy útil para combatir enfermedades proinflamatorias como la artritis; ya que reduce los biomarcadores proinflamatorios y, con ello, ayuda a reducir la hinchazón y promover el alivio.

Este efecto también puede ser beneficioso para aliviar enfermedades proinflamatorias de la piel como el eccema o dermatitis, psoriasis, etc.

8. Puede combatir la anemia

A pesar de que las mandarinas no sean reconocidas como la principal opción alimenticia para combatir la anemia, es una excelente alternativa natural. La anemia se caracteriza por ser una condición donde existe una oxigenación sistémica deficiente que se produce por falta de hierro en el organismo.

Esta condición puede producir desmayos, fatiga y debilidad que afecta por completo el estilo de vida de las personas. Sin embargo, el consumo de frecuente de mandarinas puede ayudar a combatir este problema de salud.

Solo una mandarina mediana brinda al cuerpo alrededor del 1% del requerimiento diario de hierro en el organismo. Esta cantidad es bastante baja comparada con otras frutas o alimentos, pero representa un aporte extra de hierro.

Sin embargo, la mayor cualidad de las mandarinas es su riqueza en vitamina C porque eleva la absorción de hierro en el organismo. El hierro no hemo es el hierro obtenido de fuentes vegetales y es absorbido por el organismo con menor facilidad que el hierro animal.

Por ello, el aporte de vitamina C no solo mejora la asimilación del hierro de las mandarinas, sino que estimula una mejor absorción del hierro no hemo obtenido de la dieta diaria.

Además, otro de los beneficios de la mandarina porque contienen cobre es que también puede mejorar la absorción de hierro e incrementar la producción de glóbulos rojos. Este efecto logrará mejorar considerablemente el transporte de oxígeno hacia todo el organismo.

eneficios de la mandarina

9. Mejora la salud ósea

Las mandarinas también pueden ser excelentes para mejorar la salud ósea porque son ricas en nutrientes esenciales para el tejido óseo. Entre sus minerales contiene el mineral calcio que es absorbido por los huesos y ayuda a mejorar la densidad ósea.

De hecho, este mineral crea un revestimiento en el hueso que puede darle fortaleza y prevenir fracturas o rupturas. Además, contiene magnesio que se encarga de incrementar los niveles de calcio absorbidos por el organismo.

En conjunto, este efecto puede promover una mejor salud ósea y prevenir el desarrollo de enfermedades osteodegenerativas como la osteoporosis.

Contraindicaciones de la mandarina

Contraindicaciones de la mandarina

1. Puede afectar tu esmalte dental

El ácido cítrico de las mandarinas puede ser grandioso para beneficiar el organismo en múltiples aspectos. Sin embargo, la exposición directa de los dientes con este ácido puede causar daño o deterioro en el esmalte que recubre los dientes.

Esto ocurre debido a que el ácido puede ser muy fuerte y debilita la capa más externa que protege el tejido dental de factores que puedan dañarlo. Por ello, una de las contraindicaciones de la mandarina es que puede dañar nuestro esmalte dental por lo que es necesario consumir la mandarina con mesura.

Además, es necesario evitar cepillarse los dientes inmediatamente después de que has comido mandarinas; ya que el ácido permanece en tus dientes y la fricción con el cepillo de dientes solo acelerará el daño y deterioro del esmalte dental.

2. Puede producir acidez estomacal

Otra de las contraindicaciones de las mandarinas es que un consumo excesivo de mandarinas puede causar acidez estomacal porque el principal componente de este fruto es el ácido cítrico. Este ácido es ingerido y al llegar al organismo, puede favorecer la producción de ácidos estomacales.

De esta manera, un exceso de ácidos estomacales incrementa el riesgo de que dicho ácido se devuelva al esófago y cause el ardor y la terrible sensación de la acidez estomacal.

Para evitarlo, es necesario no abusar de las mandarinas. Además, si eres susceptible a sufrir de acidez estomacal, es mejor mantener tu consumo de mandarinas al mínimo.

3. Puede dañar tus riñones

Una de las contraindicaciones de la mandarina si se consume en exceso es que puede dañar nuestros riñones debido a que puede que nuestro estómago no tolere mucha cantidad de ácido cítrico y termine expulsándolo por los riñones que pueden sufrir en exceso.

4. Úlceras en la boca o el estómago

Por su alto contenido en ácidos, otra de las contraindicaciones de la mandarina es que un consumo elevado de esta fruta podría generarnos úlceras en la boca o en el estómago.