Manzanilla beneficios y contraindicaciones

Manzanilla: beneficios y contraindicaciones

La manzanilla o también conocida como camomila, es una planta natural muy utilizada en tés o infusiones; ya que se encuentra colmada de componentes que la convierten en una hierba medicinal ideal para relajarte. A continuación, te contaremos sobre los beneficios que tiene el consumo de manzanilla sobre tu salud.

Beneficios de la manzanilla

1. Controla tus niveles de azúcar en sangre

El consumo de manzanilla puede ser bueno para mantener tus niveles de azúcar en sangre controlados; ya que se ha evidenciado en numerosas investigaciones su influencia positiva sobre el índice glucémico.

Las investigaciones demuestran que el consumo de manzanilla es capaz de regular el índice glucémico hasta parámetros fisiológicos. Esto permite reducir los niveles de azúcar en sangre y, de hecho, el efecto suele ser significativo en ayunas.

También se pudo observar que la manzanilla podía reducir los picos glucémicos posprandiales; de manera que no se presentaba una elevación abrupta del índice glucémico.

Sin embargo, uno de sus mayores beneficios sobre el control glucémico, es sus cualidades antinflamatorias; ya que estas previenen el daño de los procesos inflamatorios sobre las células pancreáticas.

De hecho, las células pancreáticas suelen inflamarse y verse notablemente afectadas cuando los niveles de azúcar están demasiado elevados. Aun así, la manzanilla puede combatirlo y con ello, mejorar la segregación de insulina en las células beta pancreáticas.

Una mayor segregación de insulina permite un mejor aprovechamiento de la glucosa en sangre; de manera que esta hormona permita que la glucosa entre en las células y, mediante glucolisis, obtengan energía.

En consecuencia, los niveles de azúcar en sangre son muchos más bajos y tu estado de salud es favorecido. Esto permite prevenir o ayudar a controlar la diabetes y reduce el riesgo a sufrir otros problemas de salud.

2. Reduce el malestar menstrual

Otro de los beneficios de la manzanilla es que cuenta con cualidades analgésicas y relajantes que resultan ideales para reducir el malestar menstrual; ya que combaten el dolor producido por los calambres menstruales, mientras que reduce la intensidad con la que se producen dichos calambres.

La camomila también posee cualidades antinflamatorias que serán ideales para reducir la hinchazón en la zona del vientre; ya que esta suele producir dolor e incomodidad durante los primeros días de la menstruación.

Asimismo, investigaciones afirmaron que uno de los beneficios de la manzanilla es que puede aliviar los sentimientos de ansiedad y angustia asociados con el periodo menstrual; ya que los calambres y el dolor producido también puede afectar y alterar el estado mental de las mujeres.

Lo recomendable es que el consumo de manzanilla se constante, de manera que pueda reducir eficazmente la intensidad del periodo menstrual.

3. Mejora la calidad del sueño

Sin lugar a dudas, una de las cualidades más reconocidas de la manzanilla es su influencia positiva sobre la calidad del sueño; ya que contiene componentes como el antioxidante apigenina que se unen a ciertos receptores cerebrales y promueven un sueño más reconfortante.

Según las investigaciones, este antioxidante se une a los receptores cerebrales encargados de promover somnolencia; de manera que inducen el sueño y combaten tanto el insomnio esporádico como la incapacidad crónica para conciliar el sueño.

Este efecto ha sido probado en múltiples ocasiones y, de hecho, resultó ser muy efectivo en mujeres postparto. Asimismo, se determinó que el consumo del té de manzanilla también podía reducir la depresión relacionada con la falta de sueño.

De acuerdo a los investigadores, la manzanilla no solo induce un sueño más profundo y reparador; sino que puede hacerte sentir mucho menos somnoliento al despertarte por las mañanas. También puede acelerar el tiempo en el que logras conciliar el sueño.

Aún se necesitan más estudios para confirmar todos los efectos de la manzanilla, pero vale la pena intentarlo.

4. Favorece tu salud intestinal

Popularmente, otro de los beneficios de la manzanilla si la consumimos en té es que es magnífico para reducir o aliviar los síntomas estomacales que se producen por indigestión, tales como: nauseas, gases y dolencias en el sistema digestivo.

Sin embargo, la manzanilla posee otros numerosos beneficios sobre el sistema digestivo. Se ha determinado que la camomila puede promover una mejor digestión, reduciendo el riesgo de presentar problemas estomacales como la indigestión.

Además, puede su consumo puede ser clave para proteger tu tracto digestivo ante la diarrea. La manzanilla también es rica en antinflamatorios que combaten las respuestas proinflamatorias en el tejido gastrointestinal; de manera que se previenen daños, lesiones o el mal funcionamiento del mismo.

También puede ser útil para reducir el reflujo ácido, por lo que puede prevenir el daño al revestimiento del tracto digestivo. De igual manera, sus componentes pueden inhibir el crecimiento de algunas cepas bacterianas responsables de la formación de ulceras estomacales.

Beneficios de la manzanilla

5. Anticancerígeno

La camomila posee antioxidantes de gran importancia como la apigenina, ya que esta se ha vinculado con cualidades anticancerígenas naturales.

En general, los antioxidantes son primordiales para prevenir el cáncer, ya que neutralizan los radicales libres y previenen el estrés oxidativo; siendo ambos elementos principales desencadenantes de proliferaciones celulares alteradas y procesos tumorales en le organismo.

En estudios de prueba, se ha determinado que la apigenina es capaz de combatir algunas células cancerígenas, como: células del seno, de la piel, del útero, de la próstata y del tracto digestivo.

Asimismo, otro estudio estipuló que las personas con un consumo frecuente te de manzanilla, eran menos propensos a sufrir de cáncer de tiroides; ya que el cuerpo se encuentra protegido ante el daño oxidativo por la apigenina de la camomila.

Es necesario realizar más pruebas, ensayos clínicos e investigaciones, pero podría ser una alternativa natural muy eficaz para el cáncer.

6. Mejora tu salud cardiovascular

Gracias al contenido de antioxidantes de la camomila, otro de los beneficios de la manzanilla es que es realmente útil para mejorar tu salud cardiovascular; ya que estas sustancias antioxidantes protegen al sistema de cualquier daño oxidativo que pueda generarse.

Esta hierba posee flavones que se han vinculado con niveles más bajo de colesterol en sangre. En efecto, las investigaciones demuestran que estos flavones reducen tanto el colesterol LDL como los triglicéridos acumulados en sangre.

Asimismo, se ha identificado que el consumo de té de manzanilla puede regular la presión arterial; de manera que tanto la presión sistólica como la diastólica, pueden estar dentro de los parámetros fisiológicos.

Los antioxidantes de la manzanilla también protegen al sistema cardiovascular del daño producido por los radicales libres; por lo que puede prevenir diferentes afecciones cardiacas como rupturas vasculares, eventos cerebrovasculares, enfermedades coronarias, etc.

7. Reduce la ansiedad

La ansiedad suele ser un trastorno mental que puede afectar notablemente el estado de salud de la persona que lo sufre. Sin embargo, es posible combatir y reducir la ansiedad con el uso de la camomila. Otro de los beneficios de la manzanilla es que posee cualidades relajantes que permiten combatir la ansiedad y los síntomas que la acompañan.

Según un estudio, el 58,1% de los participantes presentaron una reducción de los síntomas producidos por el trastorno de ansiedad generalizada; ya que dichos participantes estuvieron utilizando extracto de manzanilla en la aromaterapia durante 8 semanas.

El uso del aceite de manzanilla en la aromaterapia ha sido el que más éxito ha generado para reducir la ansiedad; ya que su olor también produce un ambiente de relajación y sus componentes inhalados son asimilados directamente por el sistema nervioso.

Por otro lado, también se observó que esta aromaterapia podía aumentar los niveles de la hormona cortisol por las mañanas. Según los científicos, este aumento hormonal ayuda a reducir los síntomas de la ansiedad; ya que se ha determinado que niveles matinales de cortisol más bajos, se vinculan con mayores síntomas de ansiedad.

8. Combate la depresión

La camomila se ha vinculado con un mejor estado de salud mental, ya que también puede combatir eficazmente la depresión. Según un estudio, el uso de la manzanilla puede reducir significativamente los síntomas de la depresión; de manera que la persona se siente más calmada ante cualquier situación.

Uno de los beneficios de la manzanilla es que puede combatir al mismo tiempo tanto la depresión como la ansiedad; ya que ambos suelen ser trastornos que se desarrollan en conjunto y que suelen acentuar aún más la sintomatología general.

Sin embargo, es importante recalcar que una persona deprimida necesita de ayuda profesional para mejorar su cuadro clínico; de manera que la manzanilla solo puede ser una terapia alternativa que coadyuva la terapia profesional.

9. Alivia el dolor de la osteoartritis

La manzanilla ha sido relacionada con cualidades tanto analgésicas como antinflamatorias; por lo que su uso tópico puede ser realmente positivo en condiciones osteoarticulares.

Según un estudio, el uso tópico de aceite esencial de manzanilla diluido en las articulaciones puede reducir el dolor de la osteoartritis. Cada paciente aplicó la manzanilla durante tres semanas y luego; se determinó que estos necesitan menos cantidad de medicamentos para controlar el dolor producido por la osteoartritis.

También se ha evidenciado que la manzanilla puede combatir los biomarcadores proinflamatorios encontrados en la sangre; de manera que ayuda a reducir las inflamaciones crónicas que suelen presentarse en la osteoartritis.

Así, la manzanilla puede provocar que tus articulaciones presenten menos hinchazón, rigidez y dolor. Este efecto puede ser efectivo para la osteoartritis u otros tipos de artritis, ya que generalmente todos presentan la misma sintomatología.

10. Cuida tu piel

El uso tópico de la manzanilla es muy común, ya que esta hierba posee cualidades que cuidan tu piel. Los antinflamatorios de la manzanilla te ayudan a reducir la hinchazón cutánea que puede producirse debido a diversos factores; de manera que pueda aliviarse tanto la hinchazón, como el dolor producido.

También se cree que sus cualidades analgésicas y humectantes pueden reducir los síntomas del eccema o dermatitis atópica; de manera que combate la picazón, alivia el dolor que pueda producir y combate las lesiones inflamadas de este problema de la piel.

Además, la camomila presenta cualidades antibacterianas que podrá erradicar las bacterias que perjudican tu rostro y producen acné. De hecho, es muy efectiva para combatir el acné, ya que también reduce la hinchazón de cada lesión cutánea.

Asimismo, la manzanilla funciona como un tónico natural que puede ayudar a tener una piel saludable. Esto ocurre debido a que su aplicación tópica te ayuda a cerrar los poros y limpia tu piel de microrganismos.

Luego de aplicar la manzanilla sobre tu cara, tu piel estará preparada para ser hidratada con profundidad.

Beneficios de la manzanilla

11. Promueve la cicatrización de heridas

La camomila también posee excelentes beneficios sobre el tratamiento de la piel herida; ya que las cualidades bacterianas de esta hierba permiten eliminar cualquier microorganismo que pueda causar una infección en la herida.

Además, otro de los beneficios de la manzanilla es que es antinflamatoria, por lo que reduce la hinchazón del tejido cutáneo; esto protege la piel ante daños tisulares provocados por los procesos inflamatorios desencadenados luego de la herida.  

Además, los fenoles y taninos de esta planta favorecen la producción de colágeno en el tejido; de tal forma que el proceso de cicatrización de la piel se acelera y el tiempo de recuperación se acorta.

Es importante recalcar que este efecto solo es eficaz en heridas superficiales. En caso de que sufra una herida profunda, es necesario acudir al médico para recibir tratamiento.

12. Previene la osteoporosis

La manzanilla ha sido vinculada con la prevención de la osteoporosis, de tal forma que previene la perdida de densidad ósea. Este efecto ocurre debido a que los componentes de la manzanilla pueden promover la mineralización y diferenciación de células osteoblásticas.

Los osteoblastos son las células óseas que se encargan de promover el desarrollo y el crecimiento saludable de los huesos. Cuando consumes manzanilla, ocurre con mayor frecuencia la diferenciación celular para formar osteoblastos; de tal forma que será mayor la cantidad de células encargadas de fortalecer el hueso.  

Además, se ha evidenciado que la camomila posee un efecto antiestrógeno que es vital para prevenir la osteoporosis; ya que las investigaciones afirman que los estrógenos producidos en la menopausia, pueden ser un desencadenante de la osteoporosis en mujeres.

13. Favorece tu salud oral

Gracias a que posee agentes antimicrobianos y antinflamatorios, otro de los beneficios de la manzanilla es que puede ayudarte a mantener una buena salud oral; ya que, en conjunto, puede aliviar infecciones bacterianas orales como la las ulceras bucales.

Esta hierba es muy utilizada sobre las ulceras bucales, ya que permite eliminar las bacterias que producen las ulceras; mientras ayuda a reducir la hinchazón que presenta cada lesión.

Según las investigaciones, el uso de la camomila puede reducir significativamente los síntomas producidos por la gingivitis. Además, puede atenuar la placa, ya que este problema dental es producido por la proliferación bacteriana en la boca.

Para poder disfrutar de sus beneficios, la mejor alternativa es utilizar la manzanilla como un enjuague bucal; de manera que puedas utilizarlo cada día y así, puedas mantener tu boca libre de infecciones bacterianas.

Contraindicaciones de la manzanilla

Contraindicaciones de la manzanilla

1. Personas alérgicas al polen

Es muy importante que las personas alérgicas consuman con cuidado las flores de manzanilla; ya que esta flor puede esta impregnada del polen de otras plantas y esto puede desencadenar una crisis alérgica en personas con rinitis.

La mejor opción es elegir otras formas de disfrutar de la manzanilla sin tener que entrar en contacto directo con la planta.

2. Personas alérgicas a la manzanilla

Si eres alérgico a la manzanilla, es de vital importancia que evites completamente el uso y consumo de esta hierba; ya que las alergias pueden empeorar con el tiempo y pueden desencadenar una emergencia médica.

Por ello, será necesario que revises incluso los componentes de tus productos cosméticos; ya que muchos de ellos utilizan la camomila por sus beneficiosos ingredientes.

La aplicación tópica y el consumo de manzanilla se relaciona con erupciones en la piel, hinchazón del tejido e incluso, dificultad para respirar.

3. Contraindicado en bebés o niños pequeños

Las infusiones de manzanilla suelen estas contaminadas por una toxina que produce botulismo y puede afectar al organismo. Sin embargo, normalmente los adultos son capaces de combatir esta infección, por lo que no presentan alguno.

Los bebés y niños pequeños no poseen el mismo sistema inmune y por ello, una de las contraindicaciones de la manzanilla en bebés y niños pequeños es que puede provocar dicha infección. Es de vital importancia restringir por completo el consumo de manzanilla porque puede intoxicar al niño o desarrollar la intoxicación por esporas de botulismo.

4. Contraindicado como sustituto de terapias farmacológicas

A pesar de que la camomila pueda tener grandes beneficios para el organismo, no puede ser un sustituto de una terapia farmacológica. Evita completamente intentar sustituir cualquier medicamento por la manzanilla, ya que esto puede afectar tu estado de salud o cuadro clínico.

Si lo deseas, puedes acudir a tu médico e informarte si la manzanilla puede ser utilizada como terapia natural coadyuvante; de manera que esta hierba pueda apoyar tu tratamiento farmacológico y tu estado de salud mejore.

5. Mujeres embarazadas

El consumo de manzanilla debe ser con total mesura cuando se trata de mujeres embarazadas; ya que existen informaciones de todo tipo sobre la manzanilla y el embarazo.

Según algunas estipulaciones, los agentes antinflamatorios de la manzanilla pueden ser peligrosos durante el embarazo. Lo mejor que puedes hacer es acudir a tu medico especialista y que sea él quien te indique si puedes consumir manzanilla.

Si puedes consumir té de manzanilla durante el embarazo, es importante que elijas opciones comerciales; ya que estos productos contienen hierbas obtenidas de fuentes seguras y la contaminación por toxinas de la tierra ha sido eliminada.