Moringa beneficios y contraindicaciones

Moringa: beneficios y contraindicaciones

La moringa, destaca por ser un árbol medicinal que ha sido utilizado desde la antigüedad por la cultura india; donde se ha aprovechado al máximo las propiedades nutricionales, antioxidantes y energéticas que tiene esta planta. Es reconocida como una planta de grandes beneficios y por ello, vale la pena conocerlos.

Beneficios de la moringa

Beneficios de la moringa

1. Antioxidante natural

Uno de los beneficios de la moringa más conocidos es que se halla saturada de sustancias antioxidantes de todo tipo; lo que se traduce en un beneficio sistémico, donde el cuerpo entero se protege ante los radicales libres.  

Estos radicales libres son, básicamente, desechos que han quedado de los diferentes procesos metabólicos; pero, si el cuerpo los produce ¿por qué hay que eliminarlos? Es sencillo, son productos que al estar en exceso atacan las células y los tejidos saludables del cuerpo; afectando su estructura y funcionamiento.

Además, cuando se acumulan en el organismo producen el estrés oxidativo que, sin duda, es letal para nuestro cuerpo. La moringa, por suerte, nos ayuda a eliminarlos, previniendo patologías y un estado de salud deteriorado.

Entre dichos antioxidantes, se encuentra la vitamina E, la vitamina A y la quercetina en abundancia. Sin embargo, no son los únicos, ya que la moringa contiene alrededor de 40 antioxidantes de todo tipo.

Posee gran abundancia y es lo que genera un poderoso efecto sistémico; todo nuestro organismo se beneficia.

2. Antiinflamatorio

La moringa ayuda a combatir y reducir los procesos inflamatorios que se llevan en el cuerpo; reduciendo la posibilidad de desarrollar diferentes padecimientos crónicos como la artritis o la diabetes.

Las respuestas inflamatorias son totalmente normales, de hecho, son provocadas por factores proinflamatorios del sistema inmune. Es una forma de protección que posee el cuerpo y favorece la eliminación de ciertos agentes externos.

Sin embargo, cuando se convierte en un problema crónico, se incrementa el riesgo de desarrollar enfermedades graves; así como puede causar un daño irreparable en los diferentes tejidos.

Para ello, la moringa se ha visto como una excelente planta que logra revertir la inflamación de una manera significativa; lo que será ideal para tratar patologías osteoarticulares y algunas inflamaciones gastrointestinales, renales y hepáticas.

3. Favorece el sistema cardiovascular

El sistema cardiovascular es uno de nuestros sistemas esenciales y este se ve enormemente beneficiado por la moringa. Debido a sus propiedades antioxidantes, esta planta previene que se desarrollen lesiones o daños de la función cardiaca; previniendo infartos, enfermedades coronarias y otros.

También logra prevenir la aterosclerosis; ya que actúa como un anticoagulante que no permite que la sangre se aglomere y obstaculice los vasos vasculares.

Además, reduce los niveles de colesterol encontrados en el torrente sanguíneo; lo que favorece la función cardiaca y previene su adherencia en los vasos sanguíneos. De esta manera, evita que los vasos sufran endurecimiento, obstaculizaciones o sean vulnerados.

Asimismo, uno de los beneficios de la moringa es que reduce notablemente la tensión arterial, llevándola a parámetros normales y previniendo la hipertensión arterial. Todo el sistema cardiovascular se ve positivamente influenciado y protegido, garantizando su optimo funcionamiento.  

4. Gran aporte nutricional

Resulta increíble, pero la moringa se considera un superalimento debido a la abundancia que posee en cuanto a nutrientes. Esta planta se encuentra saturada de minerales esenciales como el hierro, calcio y el magnesio.

Además, posee una gran cantidad de vitaminas que benefician al cuerpo y son muy abundantes. Entre ellas, se encuentra la vitamina C, vitamina A, vitamina B2, vitamina B6 y la vitamina B9; o también conocido como acido fólico.

Son las cantidades de estos nutrientes las que le confieren el titulo de superalimento; ya que logra abarcar una buena porción de la cantidad diaria que es recomendada para cada uno de estos nutrientes.  

5. Favorece la función renal

El sistema renal y su optimo funcionamiento se ve beneficiado por la moringa; ya que esta planta induce un efecto diurético que fomenta la excreción de orina con las toxinas del organismo.

En virtud de su poder antioxidante y antiinflamatorio, logra reducir el riesgo a sufrir fallas o lesiones renales graves; además que combate los procesos inflamatorios presentes en todo el sistema.

Otro de los beneficios de la moringa es que previene la retención de liquido en el organismo debido a este efecto diurético y; a su vez, evita la formación de edemas o inflamaciones producidas por dicha retención.

Los riñones, especialmente, son protegidos por sus antioxidantes que evita que se presenten lesiones o daños funcionales; ya sea provocado por radicales libres, medicamentos o metales pesados.

6. Contribuye con un cerebro saludable

Los antioxidantes de la moringa actúan en todos los sistemas y generan un efecto orgánico; así, el sistema nervioso también se ve beneficiado y protegido.

Estas sustancias protegen el cerebro, evitando lesiones y fallas en su funcionamiento. De hecho, la moringa ha sido utilizada en múltiples ocasiones como un tratamiento complementario para prevenir padecimientos neurodegenerativos como Alzheimer.

Debido a que sustancias como la vitamina C y la vitamina E abundan en la moringa; permite que el estrés oxidativo sea combatido y no logra generar lesiones cerebrales.

También induce una química cerebral más saludable, donde se segrega mayor cantidad de serotonina y dopamina que inducen felicidad; esto mejora el estado de ánimo de la persona y evita segregaciones de cortisol u otras hormonas negativas.

Es un neuro-potenciador y mejora las diferentes funciones cognitivas; así como estimula el buen ánimo, la conexión interneuronal y mejores respuestas ante situaciones de estrés o ansiedad son otros de los beneficios de la moringa.

7. Favorece la función hepática

La ingesta de moringa, favorece una mejora en las funciones hepáticas; de manera que se reducen las respuestas inflamatorias sobre el órgano. También se produce un profundo efecto reparador sobre las células hepáticas, mejoran la función y la estructura del órgano.

Los niveles enzimáticos son incrementados y con ello, la función desintoxicante del sistema se ve estimulada. Además, el buen funcionamiento del hígado promueve un mejor metabolismo de nutrientes, así como un excelente proceso digestivo.

En virtud de que la moringa también favorece la reducción del colesterol LDL; el hígado se protege ante la adherencia lipídica que puede causar la enfermedad del hígado graso.

8. Mejora la digestión

La digestión se ve fomentada con la moringa, actuando como un laxante natural que previene el estreñimiento u otros problemas. Esta planta mantiene la salud intestinal en buen estado; ya que favorece la expulsión de los parásitos encontrados en el sistema digestivo.  

Los conductos digestivos son desinflamados con efectividad; lo que previene la sensación de malestar en enfermedades como la gastritis o colitis ulcerosa.

Además, otro de los beneficios de la moringa es que es un excelente antibacteriano que estimula el microbioma intestinal; mientras que interfiere con la proliferación de bacterias no saludables como la Helicobacter pylori.

Así, previene los síntomas de la diarrea y previene que bacterias como la Salmonella o la Escherichia coli; pueda dañar nuestro sistema digestivo.

9. Estimula el sistema inmunitario

Esta planta también se encuentra colmada de ricos fitonutrientes que producen un fortalecimiento del sistema inmune. De esta manera, favorece la producción de células inmunitarias o anticuerpos; mientras que mejora el impacto y la rapidez de la respuesta emitida por dichos anticuerpos.

Esto previene un sinfín de enfermedades, ya que el cuerpo se encuentra resguardado por su sistema de defensa intrínseco; además, permite que el organismo pueda combatir agentes perjudiciales tanto externos como internos.

10. Anticancerígeno

Entre la gran cantidad de antioxidantes que contiene la moringa, se encuentra los flavonoides; los cuales actúa como sustancias anticancerígenas naturales siendo este uno de los beneficios de la moringa más destacados. Entre estos, se encuentra la quercetina, la cual protege el organismo y los componentes celulares; previniendo el desarrollo de procesos malignos.

Puede ser un tratamiento complementario que combate eficazmente distintos tipos de cáncer como el hepático u ovárico.

11. Antibacteriano, antiparasitario, antifúngico y antiséptico

Es un excelente antimicrobiano y antifúngico, de manera que la moringa logra favorecer la expulsión de: bacterias, microorganismos, hongos y parásitos del cuerpo.

Es muy útil para contrarrestar infecciones causadas por los hongos; así como también favorece la expulsión de los parásitos digestivos. Es un excelente antibacteriano y lo demuestra eliminando bacterias no saludables del intestino.

Además, el tallo de la moringa suele utilizarse para las picaduras de insectos; eliminando por completo la presencia de microorganismo en la lesión cutánea. Asimismo, limpia con profundidad el tejido con su cualidad antiséptica.

12. Mejora la visión

De los nutrientes más abundantes de la moringa, se encuentra la vitamina A. Esta planta posee una mayor abundancia de esta vitamina, que otros alimentos conocidos por su riqueza, tales como la zanahoria.

De esa manera, la ingesta de la planta mejora notablemente la visión, fortaleciendo todo el tejido ocular; previniendo enfermedades degenerativas que se producen con la edad, así como la ceguera y el glaucoma por lo que este es uno de los beneficios de la moringa que debes saber.

13. Combate el sobrepeso

El índice de grasa de la moringa es bastante bajo, por lo que no afecta el peso corporal. Además, entre la cantidad de nutrientes y sus beneficios; la digestión es mejorada y la retención de líquidos es combatida; de manera que favorece que la persona puede bajar de peso con mayor facilidad.

Todo el proceso metabólico se ve activado con esta planta y la asimilación de nutrientes es mucho mayor; por lo que el cuerpo proceso mejor los alimentos, evitando que se almacenen en forma de grasa.

Por lo tanto otro de los beneficios de la moringa es que es ideal para fomentar una saludable perdida de peso; así como ayuda a combatir la obesidad.

14. Para una piel y cabello saludable

Los nutrientes, los antioxidantes y las vitaminas de la moringa, son los que permiten obtener una piel saludable. Todos estos componentes actúan sobre el tejido cutáneo, disminuyendo los efectos de los radicales libres; los cuales suelen promover el envejecimiento y la perdida de volumen, textura y brillo natural de la piel.  

Así pues, la piel se nutre desde lo más profundo; mientras que se favorece la síntesis de proteínas como el colágeno y la queratina. Estas le devolverán la firmeza y la flexibilidad perdida a la piel envejecida; ayudando a tener una mejor apariencia.

Además, las células son regeneradas y eso permite atenuar las despigmentaciones y quemaduras presentes en la piel.

Este efecto será igual de increíble sobre el cabello, donde fortalece, flexibiliza y nutre cada fibra capilar. Además, como esta planta ejerce un efecto desintoxicante y aumenta la circulación sanguínea; permite que los folículos capilares reciban irrigación constante, la cual se compone solo de los nutrientes necesarios.

Esto favorece que el cabello crezca con rapidez y que lo haga con mayor robustez, mejor tono y textura.

15. Previene la anemia

Gracias a su alto contenido en hierro, otro de los beneficios de la moringa es que es primordial para prevenir la anemia. Sin este mineral, es imposible que se realice el proceso de transporte del oxigeno a todo el cuerpo; por lo que se produce una carencia de oxigeno marcada.

Sin el oxígeno, el cuerpo no funciona, ni absorbe correctamente sus nutrientes; por lo que es una excelente ventaja. Además, la vitamina C de la moringa, también favorece que el hierro sea absorbido con mayor eficacia.

16. Fortalece el sistema óseo y muscular

La planta de moringa posee una buena cantidad de calcio y magnesio; por lo que la densidad ósea aumenta notablemente, favoreciendo el fortalecimiento profundo de los huesos.

Asimismo, ambos minerales actúan en conjunto para asegurar el equilibrio del tono muscular; ya que ambos se encuentran involucrados en el proceso de contracción muscular.

17. Antialérgico natural

Actúa como un excelente antialérgico y es gracias a que combate eficazmente los agentes externos que producen esta respuesta. Asimismo, atenúa la respuesta inmunitaria ante estos factores; permitiendo que el tracto respiratorio se desinflame y se despeje por completo.

Esto mejora las crisis alérgicas especialmente presentes por estaciones; así como ayuda a mejorar problemas respiratorios como el asma, la rinitis, bronquitis y laringitis.

18. Previene la diabetes

Otro de los beneficios de la moringa es que tiene un efecto hipoglucémico, de manera que ayuda a regularizar los niveles de azúcar en sangre. Esto significa una ventaja enorme, sobre todo para la prevención del padecimiento de la diabetes; ya que altos niveles de glucosa en sangre desencadenan una alteración sistémica importante.

Asimismo, mejora otros aspectos que pueden ser potentes desencadenantes de la diabetes: el colesterol, el sobrepeso, el estrés oxidativo, etc.

19. Protector contra arsénico  

Se ha vinculado la moringa con la prevención y la reducción del padecimiento de intoxicaciones debido al mineral arsénico. Este suele presentarse en el agua y su consumo excesivo puede causar afecciones cardiacas y cáncer.

Así, evita los efectos del mineral sobre el organismo.

20. Energizante natural

Es un energizante natural que estimula la oxigenación del organismo, así como el nutrimento del sistema entero. Esto le brinda al cuerpo un importante aporte energético, de manera que se combate la sensación de fatiga y de debilidad.

Es tan eficaz, que se indica con fines deportivos para maximizar los niveles de energía y rendimiento.

Contraindicaciones de la moringa

Contraindicaciones de la moringa

1. No puede ser utilizada en embarazadas

A pesar de que sea indicado por su aporte nutricional; una de las contraindicaciones de la moringa es que debe evitarse su uso en mujeres embarazas. Esto es debido a que aún no se han realizado estudios sobre los posibles efectos secundarios sobre mujeres en gestación.

Sin embargo, se ha vinculado con un potente efecto abortivo cuando se consumo en grandes cantidades; siendo imperante prohibir su uso en mujeres embarazadas.

Tampoco se recomienda utilizarlo mientras la mujer esta en periodo de lactancia; de manera que protege la salud del niño.

2. Evitar en hipoglucémicos

La moringa es reconocida por disminuir notablemente los niveles de azúcar; por ello, su consumo debe evitarse en personas hipoglucémicas, ya que puede inducir una fuerte baja de azúcar siendo otra de las contraindicaciones de la moringa a tener en cuenta.

Esto puede generar problemas graves en el organismo o incluso, puede desencadenar una emergencia médica.   

3. No consumirla sola

Su consumo como único elemento, puede generar reacciones de hipersensibilidad o reacciones alérgicas potentes. Por ello, lo mejor es incorporar la moringa en compañía de otros alimentos que suavicen su efecto.

4. Personas con trastornos del sueño

El efecto energizante es tan potente, que se contraindica la moringa en persona que sufran de trastornos de sueño; ya que altera el estado neurológico de la persona, incrementando la presencia de adrenalina en el cuerpo.

Así, personas con insomnio o dificultades para dormir; sufren una sobre exaltación que les dificulta, por completo, dormir bien.  

5. En ayunas

Su consumo en ayunas esta contraindicado, ya que una de las contraindicaciones de la moringa si se toma en ayunas es que puede generar irritabilidad intestinal, diarrea, acidez y otros efectos digestivos. Además, puede ocasionar reacciones de hipersensibilidad si el cuerpo se encuentra en ayunas.

Siempre acompaña la planta con otros alimentos y evita su consumo en periodos de ayuno.

6. Personas con problemas tiroideos

También se contraindica en personas que sufran de hipotiroidismo e hipertiroidismo; ya que puede generar un desequilibrio aún mayor en el organismo.

A pesar de que no se conoce con exactitud que es lo que hace; lo mejor es prevenir y evitarlo a toda costa.