Nueces: beneficios y contraindicaciones

Nueces: beneficios y contraindicaciones

Las nueces son deliciosos frutos secos que suelen incorporarse en la dieta diaria de múltiples maneras; ya que su sabor es delicioso y estos frutos se encuentran colmados de buenas cualidades y beneficios para el organismo.

Beneficios de las nueces

1. Aporte nutricional

Las nueces son alimentos con un excelente aporte nutricional, ya que poseen una gran cantidad de nutrientes esenciales. Estos frutos secos poseen una buena cantidad de proteínas, fibra y carbohidratos. Su aporte proteico es excelente y por ello, se considera como una de las mejores alternativas para veganos.

Además, contiene grasas monoinsaturadas que resultan ser saludables para el organismo. Asimismo, las nueces contienen vitamina E y un gran número de minerales esenciales, tales como: magnesio, cobre, manganeso, fosforo, selenio, etc.

Entre sus constituyentes, también posee una serie de antioxidantes polifenólicos que protegerán tu organismo ante el estrés oxidativo. También contiene omega-3, siendo este un excelente y beneficioso ácido graso saludable.

Todos estos nutrientes suelen cambiar un poco en cuando a su cantidad dependiendo del tipo de nuez; sin embargo, la diferencia resulta ser mínima y en general, las nueces son excelentes para el organismo.

Este fruto seco también contiene una densidad calórica es importante, por lo que es necesario consumirlo con mesura. Aún así, son excelentes para llevar a cabo una dieta baja en carbohidratos.

2. Antioxidantes naturales

Uno de los beneficios de las nueces es que neutralizan los efectos de los radicales libres gracias a su alto contenido en antioxidantes (polifenoles). Al hacerlo, estos compuestos evitan que se desarrolle el estrés oxidativo y que esto pueda dañar algún tejido.

De hecho, el estrés oxidativo suele ser una de las principales causas de diferentes enfermedades crónicas; por ello resulta tan necesario combatirlo y contrarrestar sus consecuencias sobre el organismo y los componentes celulares.

Según estudios, el consumo de estas nueces podrá combatir efectivamente a los radicales libres y sus efectos; de manera que los científicos estipularon que su efecto antioxidante era incluso más eficaz que el del pescado.

También se observó que los antioxidantes de las nueces evitan que el colesterol LDL sea oxidado por los radicales libres; lo cual es una excelente ventaja, ya que su oxidación figura como uno de los principales desencadenantes de enfermedad cardiaca.

En general, las investigaciones apuntan que las nueces pueden reducir eficazmente el daño oxidativo; siendo un aliado de la salud y previniendo el desarrollo de diferentes enfermedades crónicas.

Sin duda, estos polifenoles generan excelentes beneficios sobre el organismo y podrá ayudarte a protegerlo.

Beneficios de las nueces

3. Te ayudará a perder peso

Si bien es cierto que las nueces poseen una densidad calórica bastante elevada, otro de los beneficios de las nueces es que también resultan ser excelentes para perder peso. Según diversas investigaciones, resulta que el consumo frecuente de nueces puede ayudarte a bajar de peso.

En efecto, el consumo de estos frutos secos puede reducir hasta 5 centímetros de la cintura. Su contenido calórico no resulta tener gran incidencia; ya que se ha observado que una gran parte de estas calorías no son absorbida por el intestino.

Esto ocurre ya que parte de la densidad calórica de las nueces permanece atrapada en la fibra de este fruto durante la digestión; así puedes disfrutar de las cualidades adelgazantes de las nueces, sin que el efecto sea contrario.

En virtud de que las nueces pueden mejorar tu digestión y reducir tus niveles de colesterol sangre; el efecto adelgazante será realmente significativo y podrás bajar de peso de una manera completamente saludable.

Además, la fibra de las nueces te permite sentir una sensación de plenitud; por lo que reducirá tu apetito y la ingesta calórica diaria, por lo que será mucho más fácil bajar de peso.

4. Reduce los niveles lipídicos en sangre

Por su alto contenido en ácidos grasos saludables, otro de los beneficios de las nueces es que son excelentes para regular los niveles de lípidos en sangre; ya que estos pueden reducir su abundancia en sangre y permite que se encuentren en los parámetros fisiológicos.

Las investigaciones realizadas apuntas que las nueces son capaces de reducir eficazmente el colesterol LDL; mientras que también se ha observado que el consumo de este fruto seco incrementa los niveles de colesterol HDL.

Esto es grandioso, ya que al favorecer la expulsión del colesterol LDL en exceso, previene su aglomeración en el organismo; además, reduce el riesgo de sufrir de afecciones cardiacas como la arterosclerosis, donde los vasos sanguíneos se obstruyen por el colesterol.

Asimismo, el incremento del colesterol HDL es positivo, ya que coadyuvará la eliminación del colesterol LDL. En consecuencia, los niveles lipídicos son controlados y la hiperlipidemia es combatida eficazmente.

Este efecto no solo es gracias a los ácidos grasos saludables, sino que la fibra de las nueces coadyuva esta función; así, incrementa el flujo biliar y con ello, son arrastradas las moléculas de colesterol para ser posteriormente expulsadas del organismo.

De esta forma, el consumo de nueces puede reducir el riesgo de sufrir eventos cerebrovasculares, ataques cardíacos e hígado graso no alcohólico.

5. Previene la diabetes tipo 2 y el síndrome metabólico

La ingesta de nueces ha sido vinculada en múltiples ocasiones con la prevención del padecimiento de enfermedades como la diabetes tipo 2; ya que ejerce beneficiosos efectos sobre el organismo que logran reducir los factores desencadenantes.

Tanto el síndrome metabólico como la diabetes tipo 2 se encuentran estrechamente relacionadas; ya que suelen desencadenarse por los mismos factores y el padecimiento de una, incrementa el riesgo de sufrir la otra.

En diversos estudios se demostró que el consumo de nueces redujo hasta un 9% los niveles de azúcar en sangre; por lo que reducía el índice glucémico de las personas y a su vez, reducía el riesgo de desarrollar diabetes.

Este efecto se debe a que la fibra de las nueces ralentiza el proceso de absorción intestinal; por lo que evita que los niveles de azúcar en sangre aumenten demasiado rápido y produzcan un índice glucémico elevado.

Además de ello, las nueces son muy bajas en carbohidratos, siendo excelentes para consumirla sin provocar un pico posprandial pronunciado; por ello, resulta ser una de las mejores alternativas para sustituir otros alimentos con mayor cantidad.

Asimismo, los antioxidantes de las nueces ayudan a prevenir el estrés oxidativo; lo cual también evita el padecimiento de diabetes tipo 2 y del síndrome metabólico.

En general, las nueces estimulan un bienestar general, de manera que reduce notablemente los desencadenantes más comunes: presión arterial alta, colesterol alto, inflamaciones crónicas, etc.

6. Reduce la inflamación

La inflamación es una respuesta inmune que se desencadena como método de defensa ante agentes patógenos o extraños. Sin embargo, también puede presentarse de manera crónica y prolongada, donde comienza a ser un factor de riesgo de múltiples enfermedades.

Las nueces son capaces de combatir y reducir estos procesos inflamatorios crónicos; de tal manera que su ingesta puede reducir daño en los tejidos, órganos e incluso, el desarrollo de diversas enfermedades.

Este efecto es atribuido a los ricos antioxidantes de las nueces, los cuales combaten los radicales libres que suelen producir estas inflamaciones crónicas. Su eficacia, según los científicos, radica en que reducen los biomarcadores proinflamatorios de la sangre considerablemente.

Así, las nueces pueden reducir hasta en un 35% la cantidad de la proteína C reactiva que es un componente proinflamatorio; mientras que la cantidad de interleucina 6 en sangre, puede reducir hasta en un 90%.

Este atenuante de inflamaciones crónicas es vital para el organismo, ya que previene el padecimiento de enfermedades crónicas como: diabetes tipo 2, afecciones cardiacas, enfermedades neurodegenerativas, digestivas, hepáticas, renal, etc. Sin duda, las nueces pueden ser excelentes aliados para el organismo.

7. Mejora la digestión

Otro de los beneficios de las nueces es que son un excelente alimento para el tracto gastrointestinal ya que aporta un buen contenido en fibra que funcionan como prebióticos de tu microbioma intestinal. Cuando consumes estos frutos secos, la fibra se fermenta y este fermentado se convierte en ácidos grasos de cadena corta.

Son estos ácidos grasos los que funcionan como una fuente alimenticia para tu microflora intestinal; de manera que las bacterias saludables se fortalecen y pueden ejercer su función correctamente.

Así, las bacterias saludables de tu intestino regularán el proceso de digestión y combatirán efectivamente cualquier infección bacteriana. De hecho, esta fibra también favorece el tránsito intestinal y les confiere espesor a las heces.

También se ha demostrado que las nueces pueden reducir la aparición de cálculos biliares debido a su estimulación del flujo biliar; de manera que previene el desarrollo y la sintomatología característica de esta enfermedad.

A su vez, el consumo de nueces te permite sentirte pleno, por lo que es excelente para saciar el hambre entre comidas.

8. Reduce el riesgo sufrir problemas cardiacos

Otro de los beneficios de las nueces es que son excelentes para el sistema cardiovascular y eso permite reducir el riesgo de sufrir diferentes enfermedades cardíacas. En principio, las nueces reducen el riesgo a sufrir arterosclerosis debido a la acumulación de colesterol LDL.

Asimismo, evita que el endotelio vascular se endurezca o se deforme debido al colesterol; por lo que evita rupturas o debilitamientos en los vasos sanguíneos. Además, evita que se oxide el colesterol LDL, ya que esto promueve el desarrollo de ataques cardiacos y otras afecciones.

Las nueces también permiten regular la presión arterial y regular la función cardiaca. A su vez, las nueces confieren una cantidad increíble de antioxidantes; los cuales evitarán que el tejido cardiaco sea vulnerado por el estrés oxidativo.

Además, las nueces cuentan con la enorme ventaja de contar con excelentes cantidades de omega-3; siendo este un ácido graso saludable reconocido por proteger el sistema cardiovascular y asegurar su optimo funcionamiento.

Beneficios de las nueces

9. Anticancerígeno

Las nueces también resultan poseer un efecto anticancerígeno; ya que estas se encuentran ricas en antioxidantes que protegen al organismo ante los efectos de los radicales libres.

Estas sustancias promueven un estado de bienestar general, previniendo proliferaciones celulares anormales. Así, las nueces han sido relacionadas con la reducción del riesgo de cáncer de próstata, cáncer de mama y cáncer colorrectal.

En diversos estudios se ha visto que los polifenoles antioxidantes pueden ser convertidos en urolitinas por el microbioma intestinal; los cuales son sustancias antinflamatorias muy poderosas que previenen la hinchazón del tracto gastrointestinal y previenen efectivamente el cáncer colorrectal.

Sin embargo, estas cualidades antinflamatorias de las urolitinas también pueden prevenir otros tipos de cáncer. Estas sustancias también cuentan con la ventaja de que bloquean los receptores hormonales, reduciendo el riesgo a sufrir cáncer de mama y próstata.

Por otro lado, el ácido elagico de las nueces también ha sido considerado como un excelente anticancerígeno; ya que bloquea los procesos metabólicos relacionados con el crecimiento tumoral y permite eliminar las sustancias cancerígenas.

Aún se necesitan más pruebas, pero resultan ser muy prometedoras y podría ser una alternativa natural increíble.

10. Reduce la presión arterial

Uno de los beneficios de las nueces que debes saber es que también pueden reducir la presión arterial de una manera efectiva. Según los estudios, la ingesta de nueces logró reducir la presión arterial en personas con hipertensión o personas sanas muy estresadas.

Este efecto puede deberse al beneficioso efecto que poseen estos frutos secos sobre la salud cardiovascular; ya que sus antioxidantes protegen al sistema y permiten que sus funciones se lleven a cabo adecuadamente.

De acuerdo a estos estudios, las nueces son más efectivas reduciendo la presión arterial diastólica; sin embargo, previene el desarrollo de la hipertensión y evita que esta pueda desencadenar eventos cerebrovasculares o lesiones vasculares.

11. Promueve un envejecimiento saludable

El envejecimiento es un proceso natural del organismo, sin embargo, este puede llevarse a cabo de manera saludable. Para ello, las nueces son excelentes aliados para promover un envejecimiento completamente saludable.

Esto es debido a que las vitaminas, minerales y antioxidantes de las nueces, le confieren al cuerpo los nutrientes que necesita; de manera que fortalece el funcionamiento de todos los sistemas y reduce el deterioro de estos.

Así, estos nutrientes te permitirán mantenerte en la mejor condición posible mientras vas envejeciendo; de manera que puedas hacerlo con el mínimo de degeneraciones o limitaciones que puedan suscitarse.  

Según un estudio, aquellas personas mayores que consumían nueces con frecuencia, tenían un 13% menos deterioro físico. Es importante recalcar que este efecto es completamente eficaz cuando se acompaña de dieta saludable y ejercicio físico.

12. Favorece la función cerebral

Las nueces son frutos secos ricos en nutrientes que son esenciales para el organismo, especialmente para el cerebro. Por esto, estos frutos secos favorecen la función cerebral y previene su deterioro.

Los estudios aseguran que las grasas insaturadas, los antioxidantes polifenoles y la vitamina E evitan el daño oxidativo en el cerebro; además que previenen el desarrollo de procesos inflamatorios crónicos en el tejido nervioso.

Esto resulta ser realmente positivo, ya que las inflamaciones crónicas suelen relacionarse con la enfermedad del Alzheimer. Según las investigaciones, otro de los beneficios de las nueces es que su consumo podría mejorar las funciones cognitivas de la memoria y el aprendizaje.

Asimismo, promueve una neuroquímica positiva, de manera que combate la ansiedad y trastornos depresivos. También se ha evidenciado que las nueces pueden incrementar la función cerebral y memoria en personas de edad avanzada.

Además, las nueces pueden incrementar la irrigación sanguínea hacia el encéfalo y el tejido nervioso; de manera que pueda ser nutrido y oxigenado correctamente, apoyando así sus funciones esenciales.

13. Apoya la salud reproductiva masculina

Otra de los excelentes beneficios de las nueces es que apoya la salud reproductiva masculina; de manera que asegura que el esperma masculino se encuentra en optimas condiciones.

En el estudio realizado, la ingesta de nueces mejora la vitalidad, movilidad y forma de los espermas masculinos; esto con respecto a la comparación realizada con aquellos hombres que no incluían las nueces en su dieta.

También se ha presentado la premisa de que los antioxidantes de las nueces pueden proteger el esperma del daño oxidativo; resguardando la membrana y la integridad de estos.

Esto favorece que los espermas se encuentren en optimas condiciones y que la fertilidad del hombre se vea incrementada.

14. Favorece al sistema óseo

Por su alto contenido en minerales esenciales, otro de los beneficios de las nueces es que su consumo beneficia nuestro sistema óseo. Este fruto seco contiene una buena cantidad de cobre, siendo este un mineral vital para el mantenimiento del sistema óseo.

Esto ocurre ya que el cobre es necesario para mantener y reemplazar el colágeno y la elastina que constituye el tejido conectivo; siendo este necesario para la construcción de los huesos.

Así, el cobre es capaz de incrementar la densidad ósea y prevenir el desarrollo de enfermedades osteodegenerativas.

Por otro lado, las nueces tienen una abundante cantidad de manganeso, el cual interviene en la formación de hueso. Asimismo, las nueces contienen calcio, siendo este el principal mineral que fortalece el tejido óseo.

El efecto del calcio en las nueces es aún mayor, ya que estos frutos secos también contienen magnesio; el cual se caracteriza por aumentar la absorción y el aprovechamiento del calcio por parte de los huesos.

En conjunto, las nueces se convierten en un aliado de la salud ósea, ya que logra fortalecer el tejido óseo; mientras que previene el deterioro del mismo, el cual suele ser característico en enfermedades como la osteoporosis.

Beneficios de las nueces

15. Para la epilepsia

Las nueces son muy ricas en manganeso y es esto lo que puede convertirla en una aliada para controlar la epilepsia; ya que se ha evidenciado que los pacientes epilépticos poseen niveles más bajos de manganeso en sangre.

A pesar de que no se vincule directamente la deficiencia de manganeso con la epilepsia; esta puede incrementar la susceptibilidad a sufrir de convulsiones. Por ello, se dice que el manganeso que proveen las nueces, puede ayudar a aliviar considerablemente las crisis convulsivas.

Aun se necesitan más estudios sobre esto, pero puede ser una alternativa natural excelente para los pacientes epilépticos.  

16. Estimula la circulación sanguínea

Otro de los grandes beneficios de las nueces es que favorece nuestro sistema cardiovascular estimulando una correcta circulación sanguínea; de tal forma que todo el cuerpo pueda recibir la irrigación sanguínea que tanto necesita.

Esto se debe gracias al contenido de vitamina B3 de las nueces; ya que esta vitamina mejora notablemente la función vascular y permite un mayor flujo en el organismo.  

Una mejor circulación sanguínea se traduce en un beneficio generalizado, donde podrás notar: tejidos y órganos perfectamente oxigenados, mayor irrigación y nutrimiento en cabello, piel y uñas.

Contraindicaciones de las nueces

1. Alto contenido calórico

Si bien las nueces pueden ayudarte a bajar de peso, la verdad es que siguen teniendo un alto contenido calórico; por lo que una de las contraindicaciones de las nueces si su consumo es excesivo no solo será contraproducente, sino que será altamente perjudicial para tu salud.

Un elevado consumo de calorías puede incrementar tu riesgo a sufrir de obesidad y diferentes enfermedades crónicas; por ello, lo mejor es que evites su consumo excesivo.

2. Diarrea o trastornos digestivos

Otra de las contraindicaciones de las nueces si su consumo es excesivo de nueces es que podría estar vinculado con el padecimiento de diarreas y trastornos digestivos; ya que este alimento se encuentra saturado de rica fibra y aceites que puedan alterar tu flujo intestinal.

Es muy positivo al consumirse con mesura, sin embargo, los excesos solo lograrán alterar tu proceso digestivo; de tal forma que incluso tu microflora intestinal se vea afectada por el consumo de estos frutos secos.

3. Pacientes con síndrome del intestino irritable

Las nueces no son recomendadas en altas cantidades para los pacientes con síndrome del intestino irritable; ya que este padecimiento se caracteriza por un sistema gastrointestinal vulnerado y sensible.

De esta manera, el exceso de fibra y de los aceites de las nueces, podrán empeorar los síntomas y las molestias de esta enfermedad. Aun así, lo mejor es consultar con su médico si puede consumir estos frutos secos.

4. Alergias

Las nueces en exceso también pueden producir alergias, por lo que es necesario consumirlas con mesura. Su consumo puede desencadenar urticaria, sarpullido, dificultad para respirar y el estrechamiento del tracto respiratorio.

Sin embargo, es necesario consumir una cantidad mínima para asegurarse de que no seas completamente alérgico a las nueces; ya que su consumo puede provocar una emergencia médica.

Contraindicaciones de las nueces

5. Atención en niños

Las nueces pueden ser frutos secos muy poderosos y beneficios para la salud de los niños; sin embargo, su consumo debe ser completamente supervisado por un adulto, ya que puede provocar asfixia.

Esto ocurre porque las nueces pueden quedarse atrapadas en el tracto respiratorio, impidiendo por completo el paso de oxígeno. También es buena idea triturar dichas almendras o cortarlas en trozos más pequeños para su consumo.

6. Intoxicación por selenio

Esta contraindicación solo ocurre en las nueces de Brasil, ya que suelen contener una abundante cantidad del mineral. Su consumo exceso producirá uñas quebradizas, mal aliento y una serie de dolores tanto en el musculo como en la articulación.

Por ello, es necesario que seas consciente ante el consumo de estas nueces y evites a toda costa abusar de ellas. Si ingieres estas nueces con mesura, no existirá ningún problema al hacerlo.