Beneficios de la papaya

Papaya: beneficios y contraindicaciones

La papaya es una fruta alargada que goza de una jugosa pulpa y un sabor dulce y suave; además, es una de las frutas más consumidas en todo el mundo. Sin embargo, sus cualidades van más allá del sabor, ya que posee cualidades que pueden beneficiar tu salud.

Beneficios de la papaya

1. Es rica en nutrientes

La papaya es una fruta rica en nutrientes esenciales para tu organismo, ya que contienen carbohidratos, calorías, proteína y abundante fibra. Asimismo, cuenta con un contenido calórico bastante bajo, por lo que su consumo no afecta demasiado tu ingesta calórica diaria.

Se encuentra llena de vitaminas, especialmente vitamina C, vitamina A, vitamina E y vitaminas del grupo B: folato, vitamina B1, B3 y B5. Sin embargo, su mayor aporte es te vitamina C y vitamina A; ya que aporta el 157% y el 33% del valor de consumo diario recomendado, respectivamente.

En cuanto a minerales, posee algunos de los más esenciales como lo es el potasio y el magnesio. También contiene antioxidantes carotenoides que le confieren su llamativo color naranja y que protegen al organismo del daño oxidativo.

La papaya también contiene una enzima digestiva llamada papaína, la cual genera grandes beneficios en el organismo, especialmente sobre el sistema gastrointestinal.

2. Cualidades antioxidantes

Entre los beneficios de la papaya está que es un gran alimento para combatir el daño oxidativo gracias a su contenido en diversos antioxidantes; de manera que neutraliza los radicales libres que se forman como desechos en el proceso metabólico. Esta fruta es rica en carotenoides antioxidantes que le confieren su llamativo color, especialmente el licopeno.

Los antioxidantes son necesarios para neutralizar los radicales libres y prevenir el estrés oxidativo; ya que se ha demostrado que el daño oxidativo es un factor de alto riesgo para el desarrollo de diferentes enfermedades crónicas.

Según un estudio, el estrés oxidativo resulta ser un factor importante para el desarrollo de la enfermedad del Alzheimer. Sin embargo, el consumo de papaya durante 6 meses pudo disminuir hasta en un 40% los biomarcadores de estrés oxidativo en el ADN; de manera que podía reducir el riesgo de sufrir de Alzheimer o desarrollar otras enfermedades como el cáncer o envejecimiento prematuro.

Asimismo, la papaya pudo reducir el estrés oxidativo que presentaba una población de adultos mayores con enfermedades del hígado, hipotiroidismo y prediabetes. Esto es de gran importancia, ya que atenuar el daño oxidativo puede prevenir el agravamiento de enfermedades crónicas.

También se ha observado que el licopeno de la papaya era capaz de reducir el exceso de hierro en sangre; ya que las investigaciones apuntan que el exceso de hierro puede incrementar la producción de radicales libres.

3. Anticancerígeno

El licopeno de la papaya se ha relacionado con un menor riesgo a sufrir de cáncer e, incluso, puede coadyuvar la terapia anticancerígena. En principio, esto ocurre debido a que el licopeno ayuda a eliminar los radicales libres desencadenantes del cáncer; así como permite reducir los daños y alteraciones celulares que suelen relacionarse con el estrés oxidativo.

Según las investigaciones, el licopeno ha demostrado en múltiples ocasiones cualidades anticancerosas, especialmente sobre las células malignas del cáncer de mama. Además, este antioxidante ha podido reducir la inflamación y combatir el daño oxidativo en adultos mayores con condiciones gastrointestinales precancerosas.

Aún se necesitan más estudios que confirmen la actividad anticancerígena de la papaya, pero resulta realmente esperanzador.

4. Estimula una mejor salud cardiovascular

Uno de los beneficios de la papaya es que es una fruta ideal si se quiere mejorar la salud cardiovascular. Se ha observado que la combinación de vitamina C y licopeno de la papaya es fundamental para prevenir enfermedades cardiacas; ya que ambos son sustancias antioxidantes que previenen el daño oxidativo en la estructura y la función cardiovascular.  

Asimismo, la fibra de la papaya permite reducir los niveles de colesterol LDL encontrados en el organismo. Esto ocurre debido a que la fibra favorece la segregación de los ácidos biliares que fluyen por el tracto gastrointestinal; de manera que estos ácidos puedan arrastrar el colesterol en exceso que se encuentra en el sistema.

De hecho, el consumo de papaya puede incrementar el colesterol HDL, favoreciendo la excreción del colesterol LDL en exceso. Así, se reduce el riesgo a que puedas sufrir condiciones vasculares relacionadas con un colesterol alto, tales como: obstrucciones vasculares, derrames cerebrovasculares, insuficiencia cardiaca, etc.

Además, los antioxidantes de la papaya evitan que el colesterol LDL sea oxidado por los radicales libres; ya que la oxidación del colesterol es uno de los principales factores desencadenantes de diferentes afecciones cardiacas.

5. Reduce la inflamación

La inflamación suele ser una respuesta completamente normal del organismo, sin embargo, si ocurre de manera crónica es completamente perjudicial. Las inflamaciones crónicas se relacionan con estilos de vida poco saludables, estrés oxidativo e incluso, el consumo de diversos alimentos.

Se ha evidenciado que uno de los beneficios de la papaya gracias a su contenido en antioxidantes es que puede combatir eficazmente estas inflamaciones crónicas; ya que neutralizan los radicales libres que suelen producir dicha alteración células y estimular la liberación de marcadores proinflamatorios.  

De hecho, un estudio comprobó que el licopeno de la papaya era capaz de reducir significativamente la cantidad de PCR en sangre. Este PCR o proteína C reactiva es una de las sustancias proinflamatorias del organismo; por lo que su reducción significa una menor cantidad marcadores inflamatorios y con ello, menos inflamaciones crónicas.

6. Mejora tu digestión

Otro de los beneficios de la papaya es que gracias a su contenido en papaína es magnifica para mejorar tu digestión, ya que facilita la descomposición proteica. Debido a que la papaína es una enzima digestiva, ayuda a tu sistema digestivo a descomponer las proteínas ingeridas en aminoácidos; de manera que estos puedan ser fácilmente asimilados por el intestino y la digestión sea facilitada.

En virtud de que la papaya es rica en licopeno y antioxidantes; también protege a tu sistema gastrointestinal del daño oxidativo u otros agentes que puedan afectarlo. Además, reduce la inflamación crónica que se produce en el tracto gastrointestinal.

La papaya también es rica en fibra y eso favorece tu tránsito intestinal y regularidad al ir al baño. También puede reducir el estreñimiento porque facilita tanto el proceso de digestión como el proceso de excreción.

Asimismo, se dice que la papaya y sus cualidades antinflamatorias pueden ser una alternativa natural para aliviar el síndrome de intestino irritable; ya que reduce la hinchazón y alivia el malestar que este padecimiento suele generar.

Beneficios de la papaya

7. Protege tu piel

Uno de los beneficios de la papaya que deberías conocer es que es maravillosa para la piel y es debido a que te ayuda a protegerla y mantenerla saludable. La abundancia de antioxidantes de la papaya, evitan los radicales libres puedan dañar tu piel; ya que aceleran el daño oxidativo y con ello, el envejecimiento prematuro que afecta y vulnera a tu tejido cutáneo.

El consumo de licopeno y vitamina C se ha relacionado con una atenuación considerable de los signos del envejecimiento; de tal manera que las arrugas, flacidez, vulnerabilidad y poca luminosidad de la piel, es eficazmente atenuada.

De hecho, se ha observado que su consumo puede atenuar los signos ya presentes y retardar el envejecimiento. Así, el consumo de estos antioxidantes puede ayudarte a gozar de una piel sana y radiante.

Por otro lado, el licopeno puede disminuir el enrojecimiento de la piel después de la exposición al sol; ya que suele ser un signo de daño cutáneo. Asimismo, puede reducir los efectos del fotoenvejecimiento.

La vitamina C fomenta la síntesis de colágeno y con ello, favorece que tu piel posea firmeza, flexibilidad y volumen. Este efecto suele ser realmente beneficioso para adultos mayores, ya que puede restituir y mejorar el colágeno perdido.

La papaína de la papaya también funciona como un excelente exfoliante para tu piel y puede reducir la inflamación causada por el acné. Otro de los beneficios de la papaya es que también es eficaz para combatir el acné porque ayuda a limpiar la piel y eliminar la aglomeración de células muertas.

8. Puede reducir el riesgo a sufrir degeneración macular relacionada con la edad

Los antioxidantes de la papaya protegen con eficacia tu tejido ocular; de manera que puede prevenir el desarrollo de enfermedades degenerativas como la degeneración macular relacionada con la edad.

Los carotenoides de la papaya, como la zeaxantina y el licopeno, pueden mejorar la salud ocular; ya que ayudan a filtrar los rayos de luz azul que penetran y deterioran el tejido ocular. Según los científicos, este es un efecto protector de vital importancia, ya que puede evitar el desarrollo de la degeneración macular.

Asimismo, los antioxidantes de la papaya neutralizan los radicales libres y evitan que estos produzcan daño en el tejido ocular; de tal forma que no solo ayuda a prevenir la degeneración macular, sino que también puede prevenir la ceguera nocturna o total.

9. Favorece una mejor salud ósea

La papaya también contiene vitamina K y por ello, resulta ser una fruta magnifica para el cuidado de los huesos. Esto ocurre debido a que la vitamina K incrementa la absorción de calcio en el organismo; siendo este mineral uno de los elementos indispensables para una buena salud ósea.

El calcio reviste el tejido óseo e incrementa la densidad ósea; de manera que se reduce el riesgo a sufrir fracturas o debilitamientos óseos. De hecho, los huesos son considerados como el principal reservorio de calcio en el organismo.

También se ha visto que la vitamina K puede reducir la cantidad de calcio excretado mediante la orina; de tal forma que mantiene los niveles de calcio dentro de los parámetros fisiológicos.

Si los niveles de calcio del organismo disminuyen hasta parámetros no fisiológicos, el calcio que reviste los huesos es liberado. Así, el hueso puede perder su densidad ósea y esto puede incrementar el riesgo a sufrir enfermedades osteodegenerativas como la osteoporosis.

10. Combate la diabetes

Gracias a su alto contenido en fibra, otro de los beneficios de la papaya es que es vital para combatir y prevenir la diabetes; ya que la fibra actúa retardando el proceso de digestión y prolongando el tiempo de absorción intestinal.

Este retardo permite que tu intestino asimile con mayor lentitud la glucosa de los alimentos; de manera que no se producen picos glucémicos tan pronunciados después de cada comida. Además, te ayuda a regular tus niveles de azúcar en sangre hasta unos parámetros fisiológicos.

Se ha observado que unos niveles de azúcar más bajos pueden disminuir la resistencia a la insulina; por lo que el consumo de papaya puede incrementar la función y eficacia de esta hormona pancreática.

Para los pacientes diabéticos esta fruta es muy buena, ya que también puede contribuir con la reducción de colesterol en sangre. Asimismo, puede prevenir el desarrollo de enfermedades que surgen como consecuencia de la diabetes, tales como las afecciones cardiacas.

11. Para un cabello saludable

Los componentes de la papaya son esenciales para disfrutar de un cabello saludable y fuerte. La vitamina A que contiene esta fruta promueve la segregación de sebo en el cabello, manteniéndolo hidratado y protegido ante agentes externos.

Asimismo, se ha observado que esta vitamina favorece el crecimiento saludable del cabello y acelerando la rapidez con la que crece. Es muy importante que el crecimiento sea saludable, ya que te asegura un cabello fuerte, flexible y vigoroso.

Por otro lado, la vitamina C de la papaya es maravillosa para tener un cabello flexible y robusto; ya que esta vitamina fomenta la síntesis de colágeno en el cabello y es completamente necesario para una estructura capilar saludable.

12. Alivia la artritis

 En virtud de las cualidades antinflamatorias de la papaya, esta fruta también representa una alternativa natural para aliviar la artritis. La artritis se caracteriza por rigidez, hinchazón y dolor permanente en las articulaciones; sin embargo, otro de los beneficios de la papaya si la incorporamos a nuestra dieta es que su consumo puede aliviar la hinchazón y con ello, mejorar la movilidad articular.

Según los estudios, el consumo de papaya disminuye los biomarcadores proinflamatorios en la sangre; por lo que puede atenuar con eficacia la hinchazón permanente que se produce en el tejido articular.

Si el consumo es constante, la inflamación puede cesar en gran magnitud y esto puede significar mayor movilidad; ya que el dolor y la rigidez suele ser una consecuencia de la hinchazón de la articulación.

Lo más recomendable es coadyuvar los efectos desinflamatorios de la papaya con la terapia para la artritis recomendada.

Contraindicaciones de la papaya

Contraindicaciones de la papaya

1. Alergias al látex

La papaya se compone de diversas enzimas que pueden producir una reactividad cruzada que produzca una reacción alérgica al látex. Esto ocurre debido a que las enzimas y el látex presentan al menos un 35% de similitud en su cadena de aminoácidos.

Por ello, una de las contraindicaciones de la papaya es que su consumo está totalmente prohibido en personas alérgicas al látex; ya que genera una reacción cruzada que se asemeja a este elemento y que puede desencadenar los síntomas característicos de la alergia: picor en la piel, hinchazón, anafilaxis, etc.

2. Embarazadas

La papaya puede ser muy buena para las embarazadas, sin embargo, su consumo cuando no está madura puede ser perjudicial. Otra de las contraindicaciones de la papaya es que su consumo puede producir un aborto espontaneo; ya que posee enzimas alergenas que se constituyen de manera similar al látex y puede inducir fuertes contracciones uterinas.

Lo mejor es consultar con tu médico especialista si puedes consumir papaya y en dado caso, consultar las cantidades recomendadas.