que ver en Múnich

Guía para saber qué hacer y qué ver en Múnich

Múnich es una ciudad de contrastes, en donde las memorias del antiguo pueblo alpino conviven con la tecnología de punta, el diseño, los increíbles museos y una oferta de conciertos y festivales que encuentran su mejor expresión en el Oktoberfest. La capital de Baviera tiene un hermoso centro histórico, en donde todo gira en torno a la Marienplatz, la plaza central desde que la ciudad fue fundada en 1158. Los principales atractivos de Múnich son: su vistoso Ayuntamiento, las tres puertas de acceso a la antigua muralla, el museo BMW, el Palacio de Nymphenburg, la cervecería Hofbräuhaus (que existe desde hace casi cinco siglos) o el gigantesco mercado de alimentos de Viktualienmarkt.

Descubre los lugares más bonitos que ver en Múnich

A continuación podrás descubrir los mejores sitios que ver en Múnich, la capital del estado federal de Baviera.

Marienplatz

Toda la actividad de Múnich gira en torno a Marienplatz, la plaza central de la ciudad desde mediados del siglo XII que es uno de los sitios que ver en Múnich. Las principales calles de Múnich rodean la plaza y concentran la mayor cantidad de comercios y restaurantes. Uno de los puntos de referencia de Marienplatz es la Fuente del Pez (Fischbrunnen), que durante la Edad Media era utilizada por los vendedores de pescado para mantener húmeda su mercadería. Otro sitio importante aquí es la Columna de María, construida en 1638, durante la llamada Guerra de los Treinta Años. Durante las fiestas de fin de año, Marienplatz recibe un mercado navideño con 150 puestos de madera que venden sus artesanías.

Ayuntamiento

El edificio del Nuevo Ayuntamiento -el Neues Rathaus– es espectacular y domina Marienplatz con sus aires neogóticos, con una gigantesca torre a la que se puede subir para contemplar la ciudad y que es otro lugar precioso que ver en Múnich. Todos los días a las 11, 12 y 17 se da un espectáculo único: al ritmo de las campanadas, unos muñequitos de madera a escala humana hacen la llamada Danza de Cooper, que conmemora el final de la la gran peste en 1517. El Neues Rathaus, construido entre 1867 y 1908, tiene una fachada imponente y una decoración medieval en su interior.

Puertas de Múnich

Durante la Edad Media, Múnich estuvo protegida por una gran muralla con cuatro grandes puertas góticas de acceso, de las cuales hoy quedan tres en pie. La más importante es la puerta de Isar, construida en 1337, con su gran torre principal. Las otras dos son las de Karlstor (en honor al Príncipe Carlos Teodoro) y la de Sendlinger Tor. Sin duda las puertas de Múnich deberían estar en tu listado de sitios que ver en Múnich.

Mercado de alimentos de Viktualienmarkt

El mercado de alimentos de Viktualienmarkt es gigantesco. Está compuesto por 140 puestos en una superficie de 22.000 metros cuadrados. Se venden frutas, verduras, quesos, miel, pescado y productos gourmet. Visitar este mercado tan colorido es un gran programa, porque se puede recorrer los puestos durante horas y consumir una gran jarra de cerveza fresca en el Biergarten, uno de los patios cerveceros más concurridos de Múnich.

Jardín inglés

A un kilómetro del centro histórico se encuentra el Englischer Garten o jardín inglés, ubicado en la orilla del río Isar. El parque es enorme, más aún que el emblemático Central Park de Nueva York, y fue diseñado en 1789. Con un estilo típicamente inglés, este espacio verde tiene lagos, esculturas, bosques y una casa de té japonesa. Es un sitio perfecto para hacer un picnic y resulta especialmente agradable en primavera y otoño así que te aconsejamos apuntarlo en el itinerario de lugares que ver en Múnich.

Fábrica de BMW

Los fanáticos de los automóviles tienen una cita obligada en Múnich: el Museo BMW, en donde se exhiben desde los primeros modelos de la marca alemana hasta autos de carrera, motocicletas y bosquejos de los coches del futuro. También se puede visitar la planta de producción en un tour de dos horas y media en el que se observa el minucioso proceso de ensamblaje de los nuevos rodados.

Cervecería Hofbraühaus

Con casi cinco siglos de historia, la Cervecería Hofbraühaus es uno de los íconos de Múnich. Cerca de 30.000 personas pasan diariamente por este emblemático sitio (verdadero pulmón del Oktoberfest), que fue testigo de grandes acontecimientos históricos, ya que en estos salones Adolf Hitler pronunció los discursos que sentaron las bases del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (el Partido Nazi). A fines de la Segunda Guerra Mundial, el establecimiento fue totalmente destruido y volvió a abrir sus puertas en 1958.

Palacio de Nymphenburg

La residencia de verano de los gobernantes bávaros fue durante siglos el Palacio de Nymphenburg. Sin dudas se trata de uno de los grandes atractivos que ver en Múnich. De estilo barroco, destacan sus elegantes interiores, con muebles antiguos y un majestuoso salón de baile; y las caballerizas reales, que alojan magníficos carruajes (en el llamado Museo de las Carrozas). Pero lo más impactante son sus vastos jardines, en donde se construyeron cuatro pabellones, de los cuales uno es un pabellón de caza de estilo rococó.

Olympiaturm

Otro de los sitios que ver en Múnich es la Torre Olímpica de Múnich, para llegar a ella se debe bajar en la Estación Olympiazentrum. Es un muy buen plan subir a la Olympiaturm (el sitio más alto de Múnich) para observar el Parque Olímpico en toda su magnitud. Visitar esta zona de la ciudad es una buena oportunidad para conocer también el Museo BMW (se debe descender en la misma estación de metro), que se encuentra muy cerca de la gran torre.

Odeonsplatz

Además de la hermosa Marienplatz, otro de los sitios que ver en Múnich es la plaza de Odeonsplatz ya que es otro gran atractivo de Múnich. Ubicada al norte del barrio viejo, ofrece un precioso espacio verde para descansar, rodeado de edificios de inspiración italiana. En Odeonsplatz destaca la Iglesia de los Teatinos, edificada entre 1663 y 1690, con un estilo «barroco tardío italianizante».

Castillo de Neuschwanstein

Otro de los mejores sitios que ver en Múnich sin duda es el Castillo de Neuschwanstein, construido por el rey Luis II de Baviera en 1869. Ubicado en los Alpes Bávaros, este castillo medieval es impresionante y resulta uno de los destinos turísticos más concurridos de toda Alemania. La historia cuenta que el propio Walt Disney se inspiró en este palacio para construir su castillo.

Campo de concentración de Dachau

Otra excursión desde Múnich es el Campo de concentración de Dachau, a 13 kilómetros al noroeste de la capital bávara. Junto a Auschwitz, este sitio es uno de los campos de la muerte más conocidos del nazismo. Todos los años, miles de personas lo visitan para conmemorar uno de los períodos más oscuros de la historia mundial.

Resumen de cosas que ver en Múnich

  • Marienplatz
  • Ayuntamiento
  • Puertas de Múnich
  • Mercado de comida de Viktualienmarkt
  • Jardín inglés
  • Museo BMW
  • Cervecería Hofbrauhaus
  • Palacio de Nymphenburg
  • Olympiaturm
  • Odeonsplatz
  • Castillo de Neuschwanstein
  • Campo de concentración de Dachau