Guía para saber qué hacer y qué ver en Haro

Haro es la capital de la región vitivinícola de La Rioja, en el norte de España. Con una población de unos 12.000 habitantes, es uno de los mejores destinos de enoturismo de la Península Ibérica. La ciudad es un fantástico polo de bodegas abiertas al público, que conviven con un casco antiguo muy bien conservado, en donde abundan los bares para tapear y las tiendas de vinos. Entre los principales atractivos de Haro destacan: el Barrio de las bodegas, en donde se realizan catas guiadas, la Plaza de la paz, La Herradura, la Iglesia de Santo Tomás, los palacios monumentales y la Basílica de Nuestra Señora de la Vega.

Lista de sitios que ver en Haro

Sin más preámbulos empezamos con los mejores sitios que ver en Haro:

Barrio de las bodegas

Para empezar nuestro itinerario de cosas que ver en Haro puedes comenzar en el Barrio de la Estación, también conocido como Barrio de las bodegas. Pocas ciudades en el mundo tienen semejante concentración de bodegas en una misma zona. Es un lugar único para realizar catas de vinos de bodegas tradicionales, como Gómez Cruzado, López de Heredia, Roda, CVNE y Muga. Algunas de estas empresas muestran al público los procesos de elaboración del preciado caldo. Además, todos los años se lleva a cabo aquí la Cata del Barrio de la Estación, una multitudinaria cita para los amantes del buen vino.

Plaza de la paz

La Plaza de la paz es el punto de encuentro de todo Haro y otro de los sitios que tienes que ver en Haro. Es la sede del Ayuntamiento, un edificio del siglo XVIII, de arquitectura neoclásica, y el sitio que eligen locales y turistas para sentarse a disfrutar en las terrazas soleadas. En esta plaza se ubica el Museo de Arte Contemporáneo del Torreón, más precisamente en el Torreón medieval, del siglo XIV, vestigio de que Haro fue una ciudad amurallada. También en la Plaza de la paz destaca el Palacio de Bendaña, de estilo plateresco, construido entre el siglo XV y XVIII

La Herradura

Si el plan es tapear y degustar buenos vinos, el sitio indicado es La Herradura, en pleno centro histórico, un dibujo urbano que delimitan las calles San Martín, Bilibio, Plaza de la Iglesia y Santo Tomás. Se forma así un recorrido en herradura por los mejores bares y tabernas de La Rioja, que por la noche se llenan de vida. En esta zona de España, ir de tapas es «salir de pintxo-pote«.

Iglesia de Santo Tomás

Otro de los sitios que ver en Haro es la Iglesia de Santo Tomás que fue edificada entre los siglos XVI y XVII, con estilo gótico-plateresco. Es uno de los edificios más bonitos de Haro, con su gran torre barroca y, en su interior, el altar más grande de La Rioja. Su pórtico es impactante (fue realizado por el escultor Felipe Bigarny) y muchos creen que, por no estar ubicada cerca de la Plaza de la paz, esta bellísima iglesia no tiene el protagonismo que merece.

Basílica de Nuestra Señora de la Vega

La imagen de la Virgen de la Vega, patrona de Haro, se encuentra bien resguardada en la Basílica de Nuestra Señora de la Vega, un elegante edificio de estilo barroco, construido a partir del siglo X (la Virgen fue esculpida en el siglo XIV) que sin duda es otro de los atractivos que ver en Haro. El 8 de septiembre se realiza una importante peregrinación en honor a la patrona de la ciudad.

Palacios de Haro

Otro de los grandes atractivos que ver en Haro son las imponentes casas señoriales y palacios barrocos, construidos entre los siglos XVI y XVIII. Los más bonitos son el Palacio de los Condes de Haro (es el más llamativo de toda la región, por su mix de estilos barroco y renacentista) el Palacio de las Bezaras, elde los Bendaña -en donde funciona la Oficina de Turismo- o el de Tejada. Por otra parte, en Haro existe una Ruta de las esculturas, que consiste en un circuito de 13 obras de arte al aire libre. Un plan divertido es seguir el rastro de estas esculturas de bronce y descubrirlas una por una en toda la ciudad.

Puente de Briñas

El Puente de Briñas mide 150 metros de largo y sus orígenes se remontan al siglo XIII, aunque fue reconstruido en el siglo XV y varias veces más a lo largo de la historia. Este puente, de estilo gótico, cruza el río Ebro y formaba parte de una de las rutas más transitadas del Camino de Santiago -la Ruta de Bayona o Ruta Jacobea Vasca- por los peregrinos hasta el siglo XIII. Es un paseo muy recomendable para realizar desde el centro de Haro, ya que la caminata no demanda más de 20 minutos.

Ermita de San Felices y Batalla del vino

La Ermita de San Felices es un pequeño templo que se ubica a 4,5 kilómetros de Haro, en los Riscos de Bilibio. En 2014, la Guía Repsol declaró a este sitio el «Mejor rincón» de España. Su mirador es realmente fantástico, con las vistas del zigzagueante río Ebro haciéndose paso entre los viñedos riojanos que lo convierten en un lugar obligado que ver en Haro. Además, este lugar es sede de la gran fiesta de Haro, llamada «La batalla del vino«, que se realiza todos los 29 de junio, Día de San Pedro. En el festejo, que se lleva a cabo desde mediados del siglo pasado, los participantes quedan totalmente empapados en vino tinto.

Pueblos de La Rioja Alta

Haro podrá ser la capital vitivinícola de La Rioja, pero no es el único pueblo a descubrir. De hecho, esta región regala villas encantadoras, como Briones, ubicada sobre la cima de un cerro de 80 metros, flanqueado por viñedos, con un hermoso casco histórico. Otros pueblos que merecen una visita son: San Vicente de la Sonsierra, Briñas, Cuzcurrita de río Tirón, Sajazarra (con su increíble castillo), Casalarreina, Cellorigo, Cihuri (con su bellísimo puente romano del siglo II) y Tirgo.

Resumen de cosas que ver en Haro

  • Barrio de las bodegas
  • Plaza de la paz
  • La Herradura
  • Iglesia de Santo Tomás
  • Basílica de Nuestra Señora de la Vega
  • Palacios de Haro
  • Puente de Briñas
  • Hermita de San Felices
  • Batalla del vino
  • Pueblos de La Rioja Alta